Volvo estrena nuevos trenes de potencia Drive-E

50543_1_5Nueva gama de motores de potencia Drive-E de Volvo Cars proporcionan un placer de conducción eficiente en una nueva dimensión donde el número de cilindros ya no es importante para describir el poder y la capacidad de conducción.

Los primeros tres motores de la familia de dos litros, Drive-E de cuatro cilindros, serán lanzados en otoño del 2013. El diesel presenta en primicia mundial la tecnología i-Art y la versión de gasolina más potente viene con una combinación de compresor y turbo.

Toda la gama de motores Drive-E, que durante la fase de desarrollo se denomino Volvo Engine Architecture (VEA), consiste básicamente en dos motores de 4 cilindros, un diesel con raíl común y una versión de gasolina de inyección directa. Y todos ellos sustituyen a ocho arquitecturas de motores en tres plataformas.

El Drive-e diesel abarcan desde 120 hasta 230 caballos de fuerza. Y las versiones de gasolina comenzarán desde 140 CV y recorrerán todo el camino hasta 300 CV. Inicialmente, los nuevos S60, V60 y XC60 estarán disponibles con tres motores de la nueva familia de motores: el T6 gasolina de 306 CV, el T5 de 245 CV y el turbo diesel D4 con 181 CV, que irán asociados a una nueva caja de cambios automática de ocho velocidades para contribuir a una conducción más refinada y a una excelente economía de combustible. El T5 y D4 también están disponibles en los nuevos Volvo V70, XC70 y S80. Aunque también existe una caja manual de seis velocidades mejorada para ofrecer una mejor economía de combustible.

En el caso de los motores Diesel, incorpora la tecnología i-Art, una autentica primicia mundial. Trabaja mediante la realimentación de presión de cada inyector de combustible en lugar de utilizar un único sensor de presión tradicional en un raíl común, i-Art permite controlar y adaptar continuamente la inyección de combustible por combustión en cada uno de los cuatro cilindros. Y cada inyector lleva un pequeño ordenador en la parte superior, que controla la presión de inyección. Con esta información, el sistema autoadaptable i-Art, asegura que se inyecte la cantidad ideal de combustible durante cada ciclo de combustión. El resultado es que la combinación de una mayor presión de inyección y la tecnología i-Arte aportan al cliente un motor con una mejor economía de combustible, emisiones considerablemente más bajas y una alta potencia de salida. Pero a parte, el diesel también cuenta con detalles como son, ultimas técnicas biturbo (twin-turbo), menor fricción y una solución de válvula inteligente en el sistema de enfriamiento para conseguir una fase más rápida de calentamiento tras el arranque en frío.

En lo que respecta a los propulsores de gasolina, usando el sobrealimentador para llenar el par final inferior, se da al motor una gran sensación de aspiración natural, ya que el compresor acoplado mecánicamente comienza a funcionar inmediatamente a bajas revoluciones, mientras que el turbo entra en acción cuando se crea el flujo de aire. Otras mejoras de los motores de gasolina Drive-E incluyen medidas de reducción de fricción tales como cojinetes de bolas en el árbol de levas, alta velocidad continua variable de válvulas y gestión térmica inteligente con una bomba de agua eléctrica totalmente variable.

Por otro lado, los motores Drive-E también están preparados para una futura electrificación desde el principio. Los componentes clave, tales como el generador de arranque integrado, pueden conectarse fácilmente y el tamaño compacto de los motores de cuatro cilindros significa que el motor eléctrico puede montarse tanto en la parte delantera como trasera del vehículo, mientras que las baterías se ubicarían en el centro del coche.

Speak Your Mind

*