Maserati Ghibli Hybrid, la elegancia deportiva se electrifica

 

La firma italiana con sede en Módena acaba mostrar su renovado sedán deportivo Ghibli, modelo de 2013 que también tuvo otra puesta al día a finales de 2016. Con 4,97 metros de longitud y como alternativa a modelos de la talla de los Panamera, A7 Sportback o Serie 6 Gran Coupé… se trata del vehículo más vendido en la historia de la firma del Tridente, con más de 100.000 unidades producidas desde su lanzamiento en 2013, en 70 países. Ahora llega con un pequeño restyling, fruto de la imaginación del Centro Stile Maserati, donde en el exterior son nuevos los paragolpes, faros y pilotos, que en el caso de los traseros están inspirados en el 3200 y el concept car Alfieri. También el interior ha sido actualizado y el equipamiento es más amplio. Aunque, la novedad más importante es la incorporación de una variante con tecnología híbrida ligera, el proyecto más ambicioso de la marca transalpina después del anuncio del nuevo motor para el superdeportivo MC20. Su precio, aún por definir.

El Ghibli Hybrid es inmediatamente reconocible, al dominar el color azul en las pinzas de freno, en los orificios de ventilación de las aletas delanteras, en las costuras de los asientos y por el logotipo de un rayo ubicado el pilar trasero. Sin embargo, con la nueva entrega del modelo, desaparecen las versiones Diésel con el motor V6 de 3.0 litros desarrollado en colaboración con VM Motori en sus dos niveles de potencia de 250 y 275 CV; aunque se mantiene los niveles de equipamiento GranSports (más deportivo) y GranLusso (más lujoso) y las versiones de gasolina de 350 y 430 CV con el mismo bloque motor V6 Twin Turbo de 3,0 litros, que en el caso del más poderoso es producido por en su fábrica de Maranello.

 

Pero como hemos comentado, el verdadero protagonista es la variante híbrida, todo un desafío para una marca acostumbrada a otros registros, con unos valores y una filosofía que nada tenían que ver hasta ahora con el mundo de la electrificación. ¿El resultado? La creación del mejor híbrido posible, sin renunciar al sonido inconfundible que siempre ha distinguido a todos los Maserati. Y vehículo que abre la senda eléctrica a otros modelos de la marca en 2021, como son los nuevos GranTurismo 2 y GranCabrio. En el caso del Ghibli Hybrid no es híbrido al uso con capacidad de circular sin el motor térmico, sino que cuenta con un alternador de 48 voltios y un sobrealimentador adicional eléctrico “e-Booster”, que soportado por una batería apoya al de gasolina en ciertas ocasiones. Un motor de 2.0 litros de origen FCA, de cuatro cilindros sobrealimentado y asociado a una transmisión automática ZF de ocho velocidades y tracción trasera con un diferencial de deslizamiento limitado. En cuanto a sus prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y tiene un consumo homologado de 8,5 l/100 km.

Un vehículo, el primero dentro del programa de inversiones de 5.000 millones de euros anunciados por FCA para en septiembre el año pasado y donde comunicaba su plan de innovación para la producción, la electrificación y las tecnologías de conducción autónoma. Y donde todos los nuevos modelos de serán desarrollados, diseñados y producidos al 100% en y adoptarán sistemas de propulsión eléctrica híbrida con una batería capaz de ofrecer altas prestaciones, según el ADN de la marca.

 

En este sentido y tras el Ghibli, el primero de los nuevos en producirse será un súper deportivo, con elevada tecnología y manteniendo sus valores tradicionales. Será producido en la planta de Módena, donde están en marcha importantes actualizaciones en la línea de producción para poder alojar un motor eléctrico. Posteriormente, llegará un nuevo “Utility Vehicle” que se construirá en la fábrica de Cassino y estará destinado a tener un papel importante en la marca gracias a sus tecnologías innovadoras. También en Turín está prevista una inversión de más de 800 millones de euros que se destinará a la construcción de una nueva línea de producción a finales del primer trimestre del 2020, mientras que la salida de los primeros vehículos pre-series de dicha línea de producción está prevista para antes del 2021; entre ellos, los nuevos GranTurismo 2 y GranCabrio, donde tras muchos años de éxitos, continúan formando parte de las raíces de la marca, pero preanunciarán la era de la electrificación total de Maserati.

Estéticamente, a parte de lo anteriormente mencionado, el nuevo Ghibli Hybrid también presenta nuevos contenidos estilísticos, a partir de la nueva parrilla frontal, con barras rediseñadas para representar un diapasón, un dispositivo musical que emite un sonido de extrema pureza y que también evoca el símbolo del Tridente.

 

Por otro lado, el nuevo Ghibli Hybrid también marca el debut del nuevo programa Connect, que permite una conexión permanente con el vehículo: el intercambio de información continúa cuando está en movimiento, para mejorar los servicios ofrecidos al conductor. Además de actualizar los paquetes de software, el sistema realiza verificaciones en el automóvil y monitorea los servicios Safety Security en emergencias.

El sistema multimedia Intelligent Assistant, de última generación, está basado en entradas digitales de Android Auto, un software que ofrece una experiencia de usuario innovadora totalmente personalizable a las preferencias personales del conductor. La pantalla HD del sistema multimedia, con nuevas gráficas, más intuitiva y sin marcos, aumenta su tamaño de 8.4” a 10.1”. Y también se presenta un nuevo panel de instrumentos con dispositivos digitales y nuevos gráficos.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies