Lamborghini Sián Roadster, exclusiva hibridación deportiva

 

Después de que el pasado mes de septiembre el Sián Coupé, el primer superdeportivo de la casa de Sant’Agata Bolognese con hibridación ligera, fuera una de las principales atracciones Salón de Fráncfort, hora llega su variante descapotable. Aunque no es la primera vez que ha jugado con la electrificación, recordemos que en 2014 presentó en París el híbrido enchufable Asterion LPI 910-4 (910 CV) y en 2017 el eléctrico Terzo Millennio. Sin embargo, pese a que en ambos casos no pasaron de ser concept car o coches de salón, si han sido una base muy sólida para el desarrollo del nuevo Sián.

En este caso, se trata de un roadstar biplaza con 4,98 m de longitud cuya fabricación estará limitada a 19 unidades (todas ellas ya vendidas). Con chasis fabricado en fibra de carbono, subchasis de aluminio, tracción a las cuatro ruedas y diferencial autoblocante trasero, el sistema propulsor ofrece una potencia total de 819 CV, la suma de un gasolina en configuración de 12 cilindros en V aspirado de 6,5 litros, el mismo que el del Aventador pero ahora con 15 CV más, para llegar hasta los 785 CV; a los que hay que sumar los 34 CV que rinde un motor eléctrico -que actúa hasta los 130 km/h- de 48 voltios acoplado a la transmisión y que funciona gracias a un supercondensador, a diferencia de las tradicionales baterías de iones de litio.

El sistema transmite todo su potencial a través de un cambio automático de siete relaciones con distintos modos de conducción, para acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y alcanzar un velocidad máxima que supera los 350 km/h. Equipa llantas de 20 pulgadas de diámetro con neumáticos P Zero Corsa 255/30 ZR 20 92Y delante y 355/25 ZR 21 107Y atrás. Y para pararlo, frenos carbocerámicos con pinzas fijas de seis pistones delante y cuatro en el eje trasero.

 

El diseño descapotable del Sián sitúa a un exclusivo grupo de conductores en uno de los habitáculos más espectaculares de la historia: siempre a cielo descubierto, con el inimitable sonido del motor V12 de más potente creado hasta la fecha, mientras se experimenta un extraordinario rendimiento en el camino de hacia la electrificación en el futuro. Un modelo que debuta en Blu Uranus, especialmente seleccionado por el Centro Stile de Lamborghini, que junto al departamento Ad Personam trabaja con cada cliente del Sián para personalizar completamente el color y acabados de su Roadster. Encapsulando el azul del cielo y el verde de los campos, evocando la libertad y la euforia de conducción que proporcionan las prestaciones del Sián Roadster a cielo abierto, exhibe llantas en acabado Oro Electrum: el color elegido por para indicar su electrificación. El interior complementa una elegante combinación de blanco con detalles en Blu Glauco y aditamentos de aluminio en Oro Electrum: los difusores de ventilación, de nuevo diseño, producidos mediante impresión en 3D, pueden ser personalizados con las iniciales del cliente.

Por otro lado, el Sián Roadster afirma el futurista diseño del coupé, pero como verdadero roadster añade una nueva pureza con su habitáculo al aire libre. La vista cenital del Roadster evoca la icónica línea de periscopio inspirada en el primer Countach, que recorre diagonalmente el habitáculo hacia la zona posterior y culmina en las canalizaciones de flujo de aire situadas tras el conductor y el pasajero. Los largos contornos esculpidos del Sián y sus característicos elementos aerodinámicos otorgan al descapotable un perfil inconfundiblemente poderoso. La parte delantera del coche muy baja, con unos splitter o divisores de fibra de carbono integrados, alberga los icónicos faros de en forma de Y.

También, el diseño puro y depurado del Sián Roadster presenta una declaración clara de su optimizada eficiencia aerodinámica y de su destreza tecnológica: el flujo de aire se dirige a través de los splitter o divisores delanteros, y a través del capó delantero, por las entradas y salidas de aire laterales, y sobre el alerón trasero, sin pérdidas de eficiencia aerodinámica debido a su diseño descapotable. Las aletas de refrigeración activa de la zona trasera utilizan una tecnología única de materiales patentada por Lamborghini: la activación de estas aletas se desencadena por la reacción de estos materiales inteligentes a la temperatura generada por el sistema de escape, lo que les permite girar para proporcionar una solución de refrigeración elegante y liviana.

 

En cuanto a la zaga del coche incluye el evocador diseño hexagonal de Lamborghini, con las seis luces traseras hexagonales inspiradas en el Countach. Mientras que el alerón trasero está integrado en la carrocería y se despliega sólo durante la conducción para mejorar las prestaciones.

El bajo y poderoso chasis acoge a un enérgico motor V12 de última generación: “Sián” en el dialecto local boloñés, que significa “rayo”, indica la electrificación del Sián Roadster como parte de la futura estrategia híbrida, que mantiene la extraordinaria emoción y las prestaciones dinámicas inherentes a los superdeportivos atmosféricos de Lamborghini. El sistema híbrido del Sián Roadster proporciona la mayor potencia posible a través de la solución más ligera, combinando el motor V12 con un nuevo sistema de propulsión. Un motor eléctrico de 48 voltios, que proporciona 34 CV, se emplaza en la caja de cambios para proporcionar una respuesta más inmediata y mayores prestaciones. El motor eléctrico también permite maniobras a baja velocidad, como dar marcha atrás y aparcar, con energía eléctrica.

El Sián dispone de un supercondensador, una innovadora aplicación de Lamborghini, con una pionera tecnología a nivel mundial, capaz de almacenar hasta diez veces más potencia que en una batería de iones de litio. Situado tras la mampara que separa el habitáculo y el motor, asegura una perfecta distribución del peso. Es tres veces más potente que una batería del mismo peso y tres veces más ligero que una batería que entrega la misma potencia. El sistema eléctrico con el supercondensador y el motor eléctrico pesa sólo 34 kg, con lo que este conjunto ofrece una notable relación peso/potencia de 1,0 kg/CV. El flujo de potencia simétrico asegura la misma eficiencia en los ciclos de carga y descarga, con la solución híbrida más ligera y eficiente.

 

También incorpora un sofisticado sistema de frenada regenerativa especialmente desarrollado por Lamborghini. El comportamiento simétrico del supercondensador, que a diferencia de las baterías de litio habituales puede cargarse y descargarse con la misma potencia, carga por completo el sistema de almacenamiento de energía del Sián cada vez que el vehículo frena. La energía almacenada aumenta la potencia disponible al instante, lo que permite al conductor aprovechar inmediatamente la superior cifra de par al acelerar hasta 130 km/h, que es cuando el motor eléctrico se desconecta automáticamente, con lo que mejora su elasticidad y consigue ser más de un 10% más rápido que si no tuviese este sistema.

Gracias a su sistema híbrido, el Sián Roadster ofrece en su conducción un mayor nivel de confort junto a una respuesta y prestaciones aún más dinámicas. El momento en que se siente la desaceleración y falta de par al cambiar de marcha impulsados con un motor de combustión convencional, se elimina gracias al par que proporciona el motor eléctrico del conjunto híbrido: con lo que se eliminan las incómodas sacudidas y el piloto sólo siente el tirón hacia atrás de la aceleración.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies