Volvo, la primera marca con todos sus modelos con versiones Cero emisiones

 

La firma sueca se ha comprometido a convertirse, en 2040, en una empresa cuyas operaciones no tengan ningún impacto sobre la huella de carbono, fijándose para ello distintos objetivos tales como que en 2025, las ventas globales de vehículos totalmente eléctricos representen el 50% del total.

La protección por el medio ambiente siempre ha formado parte de los valores de Volvo, junto con la calidad y la seguridad. La introducción en 1976 de la sonda Lambda por primera vez en un automóvil, consiguió reducir drásticamente las emisiones contaminantes, y hoy en día, prácticamente todos los vehículos con motor de gasolina llevan una. Asimismo, los primeros pasos de electrificación en la marca, se realizaron con la entrega en el segundo semestre de 2011, de 250 unidades del C30 completamente eléctrico a una selección de clientes en Europa y seguido por el lanzamiento del V60 Hibrido enchufable en el año 2012

A lo largo de los últimos años, se han ido desarrollando numerosas acciones tales como la introducción por primera vez de la energía solar en sus actividades globales de fabricación instalando 15.000 paneles solares en su fábrica de Gante (Bélgica).

La apuesta por la electrificación de la marca es ya una realidad tangible. En 2017 se comprometió a electrificar a toda su gama de automóviles y desde 2019 todos los modelos incluyen una opción Recharge.

Volvo es el único fabricante que ofrece una variante enchufable de todos los modelos de su gama, que cubren siete segmentos diferentes. Con dos sedanes (S60 y S90), dos station wagon (V60 y V90) y tres SUVs (XC40, XC60 y XC90), la nueva gama de coches recargables Recharge, está compuesta de siete modelos y hasta once versiones con la etiqueta ambiental 0 emisiones de la DGT. Sus potencias van de los 262 CV (180 CV / 134 kW del motor de combustión, más 82 CV / 61 kW del eléctrico) del XC40 T5 Recharge, a los 390 CV (303 + 87 CV, 223 + 65 kW) de los modelos con la motorización T8 Twin Engine, pasando por los 340 CV (253 + 87 CV, 186 + 65 kW) de las motorizaciones T6 Twin Engine. Los precios de la gama Recharge van de los 45.500 euros del XC40 T5 Twin Recharge Inscription Expression a los 86.385 euros del XC90 T8 Twin Recharge R-Design.

El objetivo de esta gama es impulsar aún más las ventas de vehículos recargables de Cars. La gama Recharge de modelos recargables de Cars mantuvo su fuerte dinámica de ventas durante el primer trimestre de 2020, representando el 14,7% de todos los automóviles vendidos en ese periodo. A finales del mismo trimestre del año anterior este porcentaje era del 7,4%. En 2019, Cars vendió casi 46.000 híbridos enchufables, un 23% más que en 2018 y más del doble que en 2017.

«Es evidente que a los clientes les gusta nuestra gama de vehículos Recharge», afirma Björn Annwall, responsable de operaciones comerciales en la región EMEA y global. «Los vehículos Recharge tienen todo lo que los clientes esperan de un Volvo, más un motor totalmente eléctrico o híbrido enchufable de última generación».

Volvo también ofrece la tecnología Mild Hybrid o semi híbrida de gasolina y diésel en su gama de modelos. Y a finales de año lanzará el XC40 Recharge P8, primer eléctrico puro de la gama Recharge. Durante los próximos cinco años, Cars presentará un vehículo totalmente eléctrico cada año, con el fin de que estos vehículos constituyan en 2025 el 50 % de las ventas globales, junto con el resto de los híbridos enchufables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies