Toyota Yaris Cross, SUV urbano con tracción total e híbrido

 

La firma japonesa acaba de desvelar una nueva variante dentro de la cuarta generación de su urbano Yaris. Es esta ocasión, con el apellido Cross y un diseño SUV, se trata de un todocamino que ha sido diseñado y desarrollado en Europa sobre la plataforma GA-B para estar a la venta en 2021. Con 4.18 metros de longitud (240 mm más que el Yaris standar) y 20 mm más ancho y 90 mm más alto, se fabricará en la factoría de Onnaing (Francia) de donde saldrán más de 150.000 unidades al año con el objetivo alcanzar una cuota superior al 8% dentro del segmento B-SUV europeo. Y en los próximos años y junto con los también nuevos Yaris y GR Yaris, alcanzar un tercio del total de las ventas de la marca nipona en Europa. Pero para ello, tendrá que cohabitar en un segmento muy competitivo y que esta de moda, donde según el tipo de tracción que monte, luchará con modelos como: C3 Aircross, Puma, Juke, Stonic, T-Cross, Škoda Kamiq, Q2, Renegade, EcoSport y Vitara, Kona y 3 Crossback, entre otros.

Con tecnología híbrida no enchufable, bajo el capó delantero esconde el mimo motor que el actual Yaris presentado el pasado mes octubre; es decir, el 1.5 Dynamic Force de 116 CV que deriva directamente de los motores de 2.0 y 2.5 litros introducidos en los Corolla, RAV4 y Camry. Para ello, cuenta con un motor de gasolina de tres cilindros de ciclo Atkinson con 1.5 litros de cilindrada (91 CV) y otro eléctrico de 80 CV alimentado con una batería de iones de litio, capaz de lanzar al modelo (sin el de combustión) hasta los 130 km/h. Potencia que, por medio de una transmisión automática de tipo CVT, se transmite al tren delantero o a las cuatro ruedas gracias a la tracción total inteligente (AWD-i). Un sistema que permite llevar el par de tracción al eje trasero al arrancar, acelerar y cuando el agarre no es suficiente.

 

Estéticamente es un todocamino al uso, con una mayor distancia al suelo, un potente eje horizontal que le confiere equilibrio y aplomo, unos grandes pasos de las ruedas con líneas más rectas y, por supuesto, unas ruedas de grandes dimensiones, de hasta 18 pulgadas. Mientras que el frontal tiene un aspecto que en cierto modo mantiene el poderoso ADN de la gama de SUV pero, con una identidad propia. Y si hablamos de la zaga, destaca unos guardabarros anchos que refuerzan la imagen bien asentada sobre las ruedas. Mientras que la combinación horizontal de los grupos ópticos posteriores y la luna trasera demuestra claramente la afinidad familiar con el Yaris, si bien su portón trasero es más amplio y cuadrado, lo que apunta a la mayor flexibilidad del maletero para el uso cotidiano.

En cuanto a los colores, inicialmente pensó en algo que pudiera transmitir una imagen activa y de gran calidad, que sus clientes potenciales valorarían de verdad. Pero vieron que las tendencias futuras en cuanto a colores, hay una creciente hacia el oro y otros metales preciosos, pero lo ofrecerán con algo un poco más natural y urbano. El resultado final es un color que hemos llamado “Brass Gold”.

Por otro lado y como auténtico todocamino que es, se ha prestado una especial atención al carácter práctico y versátil del Yaris Cross. Cuenta con un portón eléctrico, muy útil cuando se tienen las manos ocupadas y además, la bandeja trasera de altura ajustable, ofrece la flexibilidad de un compartimento seguro bajo el suelo o bien de un mayor espacio para objetos más voluminosos. También, la propia bandeja se puede dividir en dos, lo que ofrece a los clientes más espacio y una zona de almacenamiento bajo el suelo. Y el maletero está equipado asimismo con un nuevo sistema de correas flexibles para asegurar objetos e impedir que se muevan mientras se circula. A ello, hay que sumar que con todos los asientos levantados y el cubremaletero colocado ya ofrece un maletero de gran capacidad. No obstante, si se necesita más espacio, el sistema de asientos traseros plegables 40:20:40 permite equilibrar las necesidades de los pasajeros con las de carga.

 

Una de las características que definen al nuevo Yaris Cross como un auténtico todocamino es la disponibilidad de un sistema de tracción total inteligente eléctrica AWD-i, algo único en su categoría para un modelo híbrido. Un sistema que proporciona un grado adicional de estabilidad y tracción en los desplazamientos cotidianos, útil con mal tiempo o sobre superficies con poco agarre. Se trata de un sistema eléctrico más compacto y ligero que las unidades 4×4 mecánicas, lo que ayudará a conseguir menores niveles de consumo de combustible y emisiones de CO2 que cualquier otro SUV del segmento B con tracción total.

El sistema dirige par de tracción al eje trasero al arrancar y al acelerar. Durante la conducción normal, el Yaris Cross funciona con tracción delantera, pero si se detecta un agarre insuficiente, se activa automáticamente la tracción 4×4. Esto puede suceder, por ejemplo, al circular sobre adoquines mojados, con lluvia intensa y sobre nieve o arena. Por otro lado, la base del gran nivel de seguridad del nuevo Yaris Cross es su plataforma GA-B, que dota al vehículo de una carrocería excepcionalmente rígida. Con vistas a superar las más estrictas pruebas independientes de seguridad, contará además con los sistemas de seguridad activa del paquete Safety Sense y con funciones avanzadas de asistencia al conductor, que contribuirán a prevenir un amplio abanico de riesgos habituales de accidente manteniendo al conductor informado, mediante alertas preventivas y, cuando sea necesario, la intervención del sistema automático de frenado y dirección.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies