DFSK IX5,  SUV coupé con etiqueta ECO y un precio atractivo

 

El IX5 inaugura la cuarta generación de la familia de SUVs del fabricante chino DFSK, con la innovación, funcionalidad y la interconexión como principales baluartes, mientras estéticamente presenta un diseño completamente diferente con sus antecesores. Un modelo que sigue las pautas de la demanda, que se fundamentan en tres pilares: estilo SUV Coupé, coche inteligentemente conectado y un elevado nivel de seguridad activa y pasiva. A la venta desde 226.500 euros, con 4 años de garantía ampliable a 7 años o 100.000 km.

Con 2,79 m de longitud, una capacidad del maletero de 379 litros (1420 con los respaldos traseros abatidos) y un único nivel de equipamiento (Luxury) para animarlo recurre a un motor 1.5 Turbo de 4 cilindros en línea con 150 CV y 220 Nm de par de origen Mitsubishi. Disponible en versión de gasolina o bifuel, que puede funcionar tanto con gasolina como con Gas Licuado del Petróleo (GLP), por lo que cuenta con la etiqueta Eco de la DGT; que le otorga beneficios fiscales y de movilidad. Más adelante la gama se completará con una versión con 174 CV.

 

Una mecánica que transmite su potencia a las ruedas delanteras a través de una transmisión por variador continuo (CVT) de seis relaciones del fabricante alemán ZF y que integra el botón “P” de aparcamiento, próximo al botón del freno de estacionamiento eléctrico y el Auto Hold. Ademas, ofrece un modo de conducción para cada situación (Normal, Sport, Eco o Winter) y una dirección eléctrica que también tiene tres tipos de respuesta (Normal, Confort o Sport).

Los grupos ópticos delanteros están integrados, junto a su característica parrilla estrellada, en la línea de cintura para expresar un efecto visual más fuerte al tiempo que los intermitentes dinámicos –tanto en la zona delantera como en la trasera- advierten de su carga tecnológica y lujo por el detalle. Para toda su iluminación se recurre a tecnología Led, con faros Full Led así como secuencias específicas para dar la bienvenida al conductor cuando se aproxima al vehículo y desbloquea las cerraduras. Mientras que en la zaga, el portón trasero de serie dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre de cinco formas diferentes: con el mando a distancia, desde el salpicadero, con el propio botón bajo el portón, al pasar el pie bajo el paragolpes –con el mando en el bolsillo a menos de un metro del vehículo- o mediante órdenes vocales. El techo panorámico con accionamiento eléctrico se suma a su extenso equipamiento de serie.

 

Además de un chasis y carrocería con una elevada rigidez, que aporta precisión y un elevado dinamismo de cara la seguridad activa gracias al empleo de aceros de ultra alta resistencia, el IX5 también exhibe importantes ayudas electrónicas a la conducción. Con aviso de colisión frontal (FCW), de abandono involuntario de carril (LDW) y un avanzado control de estabilidad (ESC) entre otros. Gracias a su estructura de deformación programada así como a los 6 airbags de serie (doble delantero y cuatro de cortina), también aporta una buena seguridad pasiva. La cámara integrada en el interior, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó especialmente en un viaje.

Por otro lado, en marcha sus cortos voladizos y generosa batalla, con 2,79 m de longitud, aseguran tanto un gran aplomo en vías rápidas como una gran agilidad en los trazados más revirados. Todo ello sin menoscabo de un gran confort de marcha gracias a su suspensión independiente en ambos trenes, así como a la baja rumorosidad que se registra en su habitáculo. No en vano, los ingenieros de han hecho un gran esfuerzo por reducir lo máximo posible el nivel de NVH (ruidos y vibraciones); que se encuentra en los valores más bajos de sus rivales de marcas premium. Y maniobrar con el IX5 resulta sumamente sencillo gracias a su cámara de aparcamiento 360º en 3D, que crea una imagen en la pantalla de la consola central en la que el conductor puede ver con todo detalle y gran definición los obstáculos alrededor del coche; con hasta seis vistas diferentes que se pueden seleccionar fácilmente desde el margen izquierdo de la pantalla.

La sensación inicial de alta tecnología, completo equipamiento y elegancia en su diseño aumentan exponencialmente al comprobar tanto sus cuidados ajustes como su avanzado sistema de infoentretenimiento inteligente Lin OS 4.0; con 155 funciones inteligentes. Pero lo que más llama la atención es su interconexión multipantalla, con tres pantallas que rodean al conductor para conseguir una interacción multitarea sincrónica. Así, para la instrumentación multifunción se recurre a una pantalla de cristal líquido de 10,25”, además de otras dos táctiles para la zona central superior del salpicadero, donde se concentra todo lo relativo a infoentretenimiento, y la zona inferior, destinada en exclusiva al sistema de climatización; que también se puede operar desde la superior.

 

La instrumentación digital permite elegir entre tres tipos distintos de visualización: clásica, deportiva –con el cuentarrevoluciones en el centro- o tecnológica. Además, cuenta con una superficie de carga inalámbrica para smartphone compatibles, siete colores para la luz de ambiente en el interior y equipo de audio premium firmado por Pioneer. También y pese a la acusada línea descendente del techo desde el pilar B, su habitabilidad en las plazas traseras es sorprendente. Con una distancia para las piernas de 880 mm y una cota de altura de 870 mm, que permiten el acomodo de adultos de gran talla.

Un coche inteligente y totalmente conectado. El asistente por voz integrado con inteligencia artificial del IX5 cambia por completo la interacción entre el conductor y el coche. Facilita mediante órdenes vocales, con el uso de un lenguaje natural, acciones como solicitar indicaciones para llegar a un sitio sin ser muy explícitos con la dirección como conocer cuáles han sido las noticias más relevantes de ese día. Éste, ha sido desarrollado por el gigante tecnológico chino Baidu. Y con la descarga de una aplicación podemos convertir nuestro smartphone en un mando de control remoto con el que controlar a distancia multitud de parámetros del IX5, como: arrancar el motor para climatizar el habitáculo, bloquear o desbloquear las puertas, subir o bajar las ventanas, modificar las regulaciones de los asientos eléctricos, consultar los datos de mantenimiento o programar cómodamente desde casa rutas de navegación antes del inicio de un viaje.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies