Nagashima y Arenas, protagonistas en Losail

 

Tetsuta Nagashima nunca olvidará el Gran Premio de de la temporada 2020. El piloto japonés de 27 años, que nunca había firmado un podio en el Mundial, abrió su palmarés a lo grande al conquistar una victoria de prestigio en el Circuito Losail al reinar en la primera carrera de del nuevo curso tras una remontada para enmarcar.

Nagashima escribió con letras de oro su nombre en el palmarés de vencedores del Mundial tras recuperar 13 posiciones a lo largo de una carrera en la que partió 14º tras una complicada sesión de clasificación. Ya en el Warm Up había avisado de sus intenciones al dominar la sesión, pero su papel en la carrera superó cualquier expectativa para subir a lo más alto del podio acompañado de Lorenzo Baldassarri y Enea Bastianini y rendir su particular tributo al añorado Shoya Tomizawa, que logró la primera victoria de en Losail en 2010.

La primera cita del año en el trazado catarí premió el empuje de Nagashima en una carrera que arrancó con gran ritmo por parte de los pilotos italianos. Luca Marini y Bastianini enviaron un aviso al poleman, Joe Roberts, con un primer zarpazo al final de la primera recta. Pese al golpe, el estadounidense se mantendría férreo en las posiciones de privilegio. Entre los primeros, tan solo Bo Bendsneyder dio un paso atrás tras partir 5º.

 

Jorge Martín se encargaría de presentar también candidatura al ganar una plaza tras pasar al propio Roberts, mientras Bastianini hacía honor a su sobrenombre de “Bestia” para colocarse en cabeza. Por detrás, la mala fortuna y los nervios del debut se cebaban con el compañero de Roberts, Marcos Ramírez, que se iba al suelo en la curva 10 tras una acción con Somkiat Chantra. El empuje de Martín quedaría ratificado ya en la segunda vuelta al colocarse 2º, mientras que el póquer de cabeza era seguido de cerca por dos pilotos que jugarían un rol clave con el devenir de las vueltas: Lorenzo Baldassarri y Remy Gardner. Entre los españoles, Jorge Navarro y Arón Canet se encargaban de cerrar el Top 10 provisional.

La decepción de Ramírez también la experimentaría Augusto Fernández, ya que el nuevo piloto de EG 0,0 Marc VDS sufrió una caída en la sexta curva tras verse cerrado por la MV Agusta del italiano Stefano Manzi. Pese a sus intentos desesperados, el piloto balear nacido en Madrid no podría regresar a pista y se quedaría con un primer cero en su casillero. De vuelta a la cabeza de carrera, Marini volvía a asumir las riendas del grupo delantero seguido por Martín, con Bastiani y Baldassarri al acecho y Xavi Vierge completando el Top 5. Quedaba todavía mucho por escribir en el guión de una carrera en la que Roberts mantuvo vivo su sueño en todo momento, después de acaparar titulares y portadas el día anterior con una “pole position” histórica. El primer triunfo estadounidense en la categoría intermedia desde 1990, sin embargo, aún deberá esperar un poco más.

A falta de 8 vueltas el margen de Marini se elevaba a las 6 décimas, mientras el americano disponía de 4 décimas sobre sus más inmediatos perseguidores. Nagashima empezaría a romper el guion al colocarse 4º y dinamitar la lucha por el podio. El propio Roberts recortaría una décima a Marini rápidamente mientras era encimado tanto por Baldassarri como por el japonés. Coincidiendo con dicho ataque, la ventaja de Marini caería en picado. Era el principio del fin de su escapada. Tras ellos, Navarro apretaba siendo 6º para buscar el Top 5. La remontada de Nagashima escribiría otro episodio clave a falta de 6 giros cuando libró una bonita pugna con Baldassarri para ser 3º. Roberts, por su parte, consumó el asedio sobre Marini para ponerse en cabeza, mientras Navarro lograba conectar finalmente con los primeros al colocarse 5º. El guión parecía claro: entre los integrantes del Top 6 iba a decidirse la primera victoria de 2020.

 

El baile en cabeza era constante y con tan solo 3 vueltas por disputarse llegaría la primera toma de contacto de Nagashima con la primera plaza tras plantar cara a los italianos. La fiesta, en todo caso, aún no estaba completa, ya que Gardner irrumpiría con fuerza por detrás de forma inesperada para amenazar al Top 5. El australiano, siempre agresivo en su pilotaje, no iría de farol. Una vuelta más tarde, ya estaba encima. Al mismo tiempo, el suma y sigue de Nagashima sería de manual, abriendo un margen de un segundo a la postre decisivo. En efecto, el penúltimo paso por línea de meta confirmaría la ventaja del japonés, que no fallaría en su intento por lograr la primera victoria mundialista de su vida. Gardner reclamaba su cuota de protagonismo al pasar a Navarro a final de recta para ser 5º y a partir de ahí todo se mantuvo sin cambios relevantes. En su Gran Premio número 70 en la élite y después de no haber tenido la oportunidad de saborear ningún podio, Nagashima certificó el triunfo por todo lo alto con más de 1 segundo de ventaja sobre Baldassarri.

En Moto3, Arenas conquista la primera batalla del año. El de Girona hizo valer su experiencia en el Campeonato del Mundo para tirar de inteligencia e imponerse en la primera carrera de la temporada. Después de exhibir el mejor ritmo durante las 18 vueltas, recibió la recompensa de adjudicarse su cuarto triunfo en el Mundial y brindar a su victoria número 100 en todas las categorías.

El nuevo curso arranca de forma inmejorable para un piloto que hace un año vivió la dura experiencia de un accidente en bicicleta que frustró su participación en las primeras carreras después de ser justamente 6º en Qatar. Este domingo dio el primer golpe sobre la mesa para subir a lo más alto del podio acompañado por John McPhee y Ai Ogura. Arenas tardó muy poco en hacer toda una declaración de intenciones. Pese a que el poleman, Tatsuki Suzuki, mantuvo la primera plaza en los primeros giros, el de Girona ya dio pronto que hablar al pasar a Raúl Fernández. Por detrás, Tony Arbolino también ganaba enteros al firmar una buena salida.

 

Después de brillar a lo largo de todo el fin de semana al dominar la FP2, la FP3 y el Warm Up, Fernández se puso en cabeza a final de recta, aunque sería rápidamente superado por Arbolino. Sería un espejismo para el italiano, ya que Arenas exhibiría una y otra vez su mayor ritmo con la KTM. El de Girona, de hecho, no se lo pensaría dos veces y trataría de abrir un pequeño hueco para romper el grupo de cabeza. Pese a su insistencia, todos sus intentos serían en vano.

La imposibilidad de reventar la carrera no frustró al catalán, que se dedicó a firmar una carrera inteligente esperando su momento. Otros pilotos como el propio Arbolino y Gabri Rodrigo también se mantendrían a la zaga, llegando a tener un pequeño susto entre ellos tras un ligero toque. A pesar de ser consciente de que el rebufo de la recta vetaba sus opciones de escapada, Arenas estiraría el grupo con Fernández y Darryn Binder, aunque Jaume Masià, en compañía de Sergio García Dols, se encargaría de conectar a los perseguidores con el tridente de cabeza.

El de Algemesí tardaría muy poco en mandar un aviso al colocarse 3º en la sexta vuelta tras pasar a Binder, dibujando un escenario muy especial para el motociclismo español, con 4 pilotos integrando el Top 5 provisional. García Dols también daría un paso adelante para colocarse 2º tras Arenas, aunque se iría diluyendo con el paso de las vueltas. El grupo era ya de 11 pilotos, con 6 apretando muy de cerca al Top 5 delantero. Y el mayor empuje de Arenas no frenaría las ambiciones de Fernández, que se colocaría en cabeza a falta de 10 vueltas, con volviendo a asomar la cabeza entre los más rápidos. El madrileño, sin embargo, tendría un pequeño susto en la frenada de final de recta al irse muy por dentro para blindar el interior de la curva. Conseguiría mantener la primera plaza aunque tardaría poco en ser superado nuevamente. No era de extrañar, ya que el abanico de alternativas era enorme.

El penúltimo paso por línea de meta permitiría a Arenas colocarse en cabeza, al tiempo que Binder se iba al suelo a final de recta tras un incidente con Arbolino al acabar abocado sobre la del italiano. Dicha circunstancia permitiría al catalán y a McPhee abrir un pequeño hueco a la postre definitivo. Masià, por su parte, resistía 3º pese al empuje rival. Sería el guion definitivo, ya que Arenas resistiría el azote del rebufo para imponerse sobre McPhee. Masià, sin embargo, sería sancionado por rebasar los límites de la pista en la última vuelta viéndose obligado a ceder el último escalón del podio a un Ogura que cuajó un sprint final encomiable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies