Lamborghini Huracán EVO RWD, sin filtros entre hombre y máquina

 

 

La firma italiana integrada en el Grupo acaba de poner a la venta un nuevo miembro de su modelo Huracán EVO, en esta ocasión con tracción trasera y 610 CV de potencia. Variante que llega para completar la oferta de este exclusivo superdeportivo que hasta ahora se comercializaba con tracción total de 639 CV en versión cerrada o Spyder. Como sus hermanos de catálogo, se trata de un biplaza de 4,52 metros de longitud que sustituye al LP 580-2 de 2015 con una actualización de la imagen que mejora su aerodinámica, mayor equipamiento, un nuevo nivel de control dinámico y un motor más potente.

En este último caso y basado en el rendimiento (aunque algo dulcificado) del Huracán Perfomance de 2017, se trata del incombustible V10 atmosférico de gasolina de 5,2 litros de cilindrada que rinde 610 CV de potencia máxima a 8.000 rpm y 560 Nm de par a 6.500 rpm. Lo que unido a una transmisión automática de doble embrague con siete relaciones, un peso en vacío de 1.389 kg que aporta una relación peso-potencia de 2,28 kg/CV y una distribución de pesos delantera/trasera de 40/60, ofrece una velocidad máxima de 325 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos. Además, cuenta tres modos de conducción: Strada, Sport y Corsa para cambian el funcionamiento del motor, transmisión, dirección, dureza de la suspensión y sonido del escape. A la venta, las primeras unidades se entregarán en primavera a partir de 159.443 euros, sin impuestos.

En definitiva se trata de una máquina de conducción visceral, que genera mucha potencia para un automóvil ligero, con tracción trasera y dirección dinámica para conseguir máxima diversión en su conducción. Pero según Automobili y a pesar de sus aptitudes de primer nivel, no está orientado a conseguir velocidades de récord en línea recta o vueltas rápidas en circuito, sino que con su nuevo diseño, se proclama como un coche de instinto para el conductor.

 

La tracción trasera del Huracán EVO deja toda la fuerza del automóvil en las manos del conductor y la experiencia de conducción la brinda su hardware, un deportivo que recuerda al conductor los orígenes de la ingeniería pura de Lamborghini, donde el conductor se sitúa en el centro de todo su potencial, con una respuesta sin filtros. Y es que el rendimiento del EVO RWD se basa en el entendimiento entre el hombre y la máquina.

El motor V10 ofrece más que simple potencia con la configuración de la tracción trasera: el sonido del propulsor atmosférico se combina con un control de tracción especialmente ajustado para ofrecer la experiencia de conducción más emocionante y divertida tanto en seco como en condiciones de mojado e incluso nieve, dado que el nuevo control de tracción (P-TCS) está calibrado específicamente para brindar par, incluso durante la fase en la que el automóvil recupera la adherencia tras un derrape o deslizamiento lateral, mientras que un sistema de control de tracción “convencional” responde con un brusco desacoplamiento, a la espera de que el coche recupere completamente la estabilidad antes de entregar de nuevo el par. Y es que con el P-TCS se adelanta la entrega de par, con lo que se evita un fuerte corte de par y asegura mayor tracción al salir de las curvas.

La intervención del P-TCS se calibra según los tres modos disponibles de conducción, seleccionados mediante el botón ANIMA (Adaptive Network Intelligent MAnagement o Red de Gestión Adaptativa Inteligente) situado en el volante. En la modalidad Strada, el P-TCS minimiza el patinaje de las ruedas traseras para garantizar la estabilidad y la seguridad en todas las condiciones; con una estrategia más proactiva, el P-TCS gestiona la entrega de par en superficies de baja adherencia. En la modalidad Sport, maximiza la experiencia de diversión al volante, dado que las ruedas traseras pueden deslizar y patinar durante la aceleración; con una actitud fácil para derrapar que aumenta la diversión pero sin comprometer la seguridad. Este sistema reconoce condiciones en las que el ángulo de sobreviraje aumenta rápidamente y limita la entrega de par a las ruedas traseras, lo que permite al conductor controlar y estabilizar perfectamente el coche.

Mientras que en la modalidad Corsa, el P-TCS está calibrado para conseguir que el deslizamiento de las ruedas traseras optimice la tracción y agilidad del coche al salir de una curva, lo que permite al conductor maximizar el rendimiento. También el P-TCS mejora la suavidad de la intervención en un 30% en comparación con la anterior versión del Huracán RWD; mejora la tracción en la salida de la curva en un 20% y aumenta el sobreviraje en un 30%.

 

Por otro lado, el chasis del EVO RWD combina aluminio ligero y fibra de carbono junto a una carrocería de aluminio y resina termoplástica, que para su peso en vacío en 1.389 kg, lo que aporta una relación peso-potencia de 2,28 kg/CV. Con una distribución de pesos delantera/trasera de 40/60, el EVO RWD se asienta sobre una suspensión de doble horquilla con cuadriláteros superpuestos y amortiguadores pasivos. La dirección dinámica (LDS) electromecánica y servoasistida está ajustada específicamente para el modelo, lo que garantiza una gran respuesta muy directa. Mientras que la caja de cambios de doble embrague de siete velocidades posibilita cambios de marcha más rápidos, con dispositivo “launch control” para una aceleración máxima desde parado. Las llantas Kari de 19”con neumáticos P Zero especialmente desarrollados para el Huracan están equipadas con frenos de acero ventilados y perforados. Y como opción, se ofrecen llantas de 20”y frenos carbocerámicos.

Si hablamos de diseño, el EVO RWD presenta algunas novedades tanto en su frontal como trasera que lo diferencian del Huracán EVO 4WD, con un nuevo spoiler delantero y aletas verticales en el interior de unas entradas de aire frontales más grandes y con marco. Y el paragolpes trasero incorpora un nuevo difusor exclusivo para esta versión en negro brillante. Mientras que en el interior, el puesto de mandos ofrece una pantalla táctil HMI de 8,4” en la consola central, desde la que se controlan las distintas funciones del coche y conectividad, como llamadas telefónicas, acceso a internet o al CarPlay. Además, tanto por dentro como por fuera, el programa Ad Personam de ofrece opciones inigualables para la personalización del color y el acabado, lo que permite a los propietarios del EVO RWD imponer su estilo y personalidad en su nueva máquina. Y para enfatizar la forma del automóvil, el nuevo color, Giallo Belenus (amarillo), se ha desarrollado junto a un cuero dedicado y un color Alcantara para el acabado interior, que combina con la nueva pintura exterior.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies