Hamilton despide la temporada con un triunfo y Sainz acaba sexto del Mundial

 

El piloto británico Lewis ha despedido el Mundial de 2019 con una aplastante victoria en el GP de Abu Dabi, donde nadie le consiguió discutir el undécimo triunfo del curso, mientras que ha terminado décimo tras adelantar en la última vuelta al alemán Nico Hulkenberg y logro el punto necesario para acabar sexto en la general del campeonato. El campeón del mundo, con su victoria número 84, cerró un año espectacular reinando también en la noche de Yas Marina, donde Max Verstappen y Charles Leclerc, segundo y tercero respectivamente, le acompañaron en el último podio de la temporada.

El ambiente en Yas Marina era de final de curso, y eran pocas las incógnitas que debían desentrañarse en la última carrera de 2019. El box de Mercedes, acreedor del sexto título de Constructores consecutivo y con ya campeón del mundo por sexta vez, se mostró mucho más relajado que de costumbre, y más viendo que nadie lograba inquietar al inglés en la pista. De hecho, el “poleman” del sábado no tuvo problemas para defender su posición de privilegio en la salida, en la que el monegasco Leclerc adelantó al holandés Max Verstappen para ser segundo. Poco a poco, logró escaparse, con casi cuatro segundos de ventaja sobre los dos perseguidores, todos con neumático medio, tras las seis primeras vueltas. Y por detrás, Sainz consiguió remontar dos posiciones hasta el séptimo puesto, y el finlandés Valtteri Bottas, que partió desde el final de la parrilla tras su cambio de motor, iniciaba con éxito su remontada, accediendo hasta la décima plaza con solo diez giros al trazado asiático.

En la vuelta trece, Leclerc entró en garajes para vestir el compuesto duro y protegerse de un posible “undercut” de Verstappen, misma jugada que sí tuvo éxito para el australiano Daniel Ricciardo, que logró ganarle la posición a Sainz, que respondió con una mala parada, aunque poco después pudo adelantarse en pista. Y en el ecuador de la prueba, la cabeza ya doblaba a los más rezagados, pero nadie podría discutir ya el triunfo a Hamilton, por lo que Leclerc y Verstappen se centraron en la lucha por el segundo puesto. En la vuelta 34, el neerlandés le pasó después de una magnífica pelea, y poco a poco consolidó su renta sobre el del Principado; las posiciones ya no se moverían hasta el final.

La única incertidumbre de la carrera, en la que Bottas se asentó cuarto y se quedó a poco de arrebatar el podio a Leclerc y quinto (al adelantar a Albon), estaba en el grupo de Sainz; con 15 giros por delante, el madrileño era undécimo, aunque dos pilotos todavía tenían que pasar por boxes. En su segunda parada, el español sí lograba ganar la partida esta vez a Ricciardo, que salía por detrás de él. Mientras que la décima posición, que atesoraba el alemán Nico Hulkenberg y que le daría el punto necesario para adjudicarse el sexto puesto en la general del campeonato, estaba a cinco segundos, y por radio el equipo le animaba a apretar. Lo consiguió en la última vuelta, un logro que sella el año de la confirmación del madrileño en el Mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies