VW Golf VIII, más inteligente y eficiente que nunca

 

La firma alemana presentó hace unos días una nueva entrega de uno de sus modelos más emblemáticos, el Golf. Vehículo que llega ahora a su octava generación, tras 45 años de historia y más de 35 millones de unidades matriculadas, lo que le sitúa como el coche más vendido en Europa. Y lo hace con un gran aporte tecnológico, con pantallas y los controles que se han digitalizado de forma coherente para que sus funciones sean intuitivas; con una importante apuesta por motores eficientes, siendo el primer que se lance al mercado con cinco versiones híbridas (Mild hybrid e híbrido enchufable) y con un muy buen equipamiento en el apartado de seguridad y el primer modelo de la marca con comunicación Car2X de serie para compartir datos de otros usuarios de la carretera. Eso sí y a pesar de los cambios, con una estética muy continuista. Con un precio aun por definir, las primeras unidades llegaran a los concesionarios el próximo mes de febrero.

Construido sobre una evolución de la exitosa plataforma modular MQB, mide 4,28 metros de longitud (26 milímetros más largo que el actual) es más bajo y estrecho. Además y hasta que en 2020 llegue la variante con carrocería familiar (Variant) solo se comercializará con estructura de cinco puertas, ya que desaparece la de tres y se ofrece un maletero con 380 litros de capacidad. Con tres niveles de equipamiento: Golf, Life y Style, su nueva oferta mecánica es más amplia que nunca, aunque deja de tener la variante 100% eléctrica. Pero contará con tres motores con tecnología microhíbridas o mild hybrid, dos híbridos enchufables y otra de Gas Natural Comprimido (GNC). Además, habrá dos motores de gasolina de tres cilindros y dos de ciclo Diésel con motores de cuatro cilindros. Una gama mecánica que crecerá a lo largo del año 2020 con las variantes GTI, GTI TCR, GTD y R.

Nunca antes un había sido tan avanzado. Con versiones híbridas lanzadas en paralelo, está electrificando la clase compacta y su interior digital inaugura una nueva dimensión en materia de funcionamiento intuitivo. Y con el que además es posible disfrutar de conducción asistida a una velocidad de hasta 210 km/h. Mientras que en términos de tecnología, el da el mayor salto hacia adelante desde su estreno, siendo un coche es completamente nuevo. Pero por supuesto, el sigue siendo un Golf, porque su concepto de base permanece intacto, siendo un modelo que ha definido marca durante décadas.

Es un hecho que el nuevo hace que la movilidad sostenible sea accesible para muchas personas. Es más, con este Golf, adopta el funcionamiento digitalizado e intuitivo en un mundo cada vez más complejo y permite al conductor operar su vehículo de forma intuitiva. Prácticamente todas las pantallas y controles son digitales: los nuevos instrumentos y los sistemas de infotainment online se juntan en una serie de pantallas con botones y controles deslizantes táctiles. Y un head-up display proyectado en el parabrisas está disponible opcionalmente para ampliar el abanico de información disponible.

 

Como ya hemos comentado con el nuevo Golf, ha iniciado una ofensiva híbrida. Como primer modelo de la marca, el 8 estará disponible en nada menos que cinco versiones de propulsión híbrida. Su estreno también es una celebración de la tecnología 48V: un sistema de accionamiento por correa de arranque-alternador, batería de iones de litio de 48V y la última generación de los eficientes motores TSI dan forma a un nuevo motor mild hybrid. Beneficios tangibles: el consumo se ha reducido en un 10% (en ciclo WLTP) y el vehículo es extremadamente ágil y cómodo durante el arranque. En este sentido, ofrecerá el mild hybrid (eTSI) en con tres niveles de potencia de 110, 130 y 150 CV.

Además, la octava generación del superventas también estará disponible en dos variantes híbridas enchufables (eHybrid). La nueva versión más eficiente genera 204 CV, mientras que la versión deportiva GTE entrega 245 CV. Ambas versiones con motores híbridos enchufables se lanzarán con una batería de iones de litio de 13 kWh a bordo, que permite alcanzar mayores autonomías eléctricas, de cerca de 60 kilómetros, y que convierte temporalmente al en un vehículo sin emisiones.

Pero las opciones mecánicas no acaban aquí, también contará con eficientes motores de gasolina y diésel, con ahorros en su consumo de hasta un 17%. En el caso de gasolina (TSI), diésel (TDI) y gas natural (TGI): dos motores de gasolina de cuatro cilindros con potencias 90 CV (versión no disponible en el mercado español) y 110 CV; dos motores diésel de cuatro cilindros que entregan 115 y 150 CV, y un TGI de 130 CV. Las nuevas variantes TSI tienen niveles de consumo y emisiones especialmente bajos gracias a elementos como el innovador proceso de combustión TSI Miller. Mientras que una innovación de los propulsores TDI, la marca emplea tecnología de dosificación doble (dos catalizadores SCR) para reducir significativamente las emisiones de óxido nitrógeno (NOx), en hasta un 80%; además, el consumo del TDI se reduce en hasta un 17% respecto a su predecesor.

En cuanto a su equipamiento, destaca de serie la unidad de conectividad online (OCU) con una eSIM integrada, para enlazar las funciones y servicios online de “We Connect” y “We Connect Plus”. También el primer que se conecta de serie con su entorno, a través de Car2X: las señales de la infraestructura de tráfico y la información de otros vehículos a distancias de hasta 800 metros se notifican al conductor a través de una pantalla. El también comparte estos avisos con otros modelos Car2X. Y es que la inteligencia de enjambre se está convirtiendo en una realidad, lo que supone el inicio de una nueva era para la seguridad vial.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies