Ferrari F8 Spider, el Tributo se queda sin techo

 

La firma de Maranello acaba de mostrar la variante descapotable del F8 Tributo berlinetta con el reconocido motor V8, un convertible que es menos extremo que el 488 Pista Spider, pero más radical que el 488 Spider, modelo en el que esta basado y al que reemplaza. De él hereda, entre otras cosas, la ubicación de sus tomas de aire…, para un conjunto que se muestra con un frontal más afilado y una zaga con un claro guiño a los años `80 y `90, al montar pilotos con formas redondas. Con un precio aun por definir, cuenta con un programa de mantenimiento de siete años.

Aunque, según Ferrari, es un proyecto totalmente independiente que nace en paralelo y en torno al techo rígido retráctil (RHT – Retractable Hard Top) que tarda solo 14 segundos en desplegarse o recogerse, maniobras que se pueden hacer con el automóvil en movimiento hasta una velocidad máxima de 45 km/h. Más ligero respecto al 488 Spider (- 20 kilos) y solo 20 kg más pesado que el 488 Pista Spider más racing, también mejora en aerodinámica con un 10% más eficiente frente al su predecesor, el 488 Spider. Además, este nuevo biplaza se presenta con el mismo motor del F8 Tributo, el V8 de serie más potente de la marca hasta el momento. Colocado en posición central-trasero, se trata de una evolución del mismo que estrenó el 488 Pista: un biturbo con ocho cilindros en V de 3,9 litros de cilindrada y 720 caballos de potencia (50 caballos más que en el 488 Spider), lo que lleva a tener una cifra récord de potencia específica: 185 CV/litro. Con tracción trasera y unido a una caja de cambios automática de doble embrague de siete relaciones, si hablamos de prestaciones están a la altura de un vehículo de estas características, con una aceleración 0 a 100 km/h en sólo 2,9 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h, suficiente para competir sin complejos contra el 720S Spider y Aventador S Roadster.

 

El motor galardonado como “Best Engine of the Year” durante tres años consecutivos (2016, 2017, 2018 y 2019” además de premiado como el Mejor Motor de los últimos 20 años. Y es que, como ya hemos comentado, se trata del más prestacional jamás construido para un no definido como serie especial. Y se erige en referencia absoluta, no solo entre los motores turbo, sino para el conjunto de motopropulsores. Un motor V8 que es sinónimo en el mundo del automóvil de deportividad y máximo placer de conducción, más aún cuando se ubica en posición central-trasera en un coche biplaza. Este tipo de arquitectura, que ofrece un óptimo equilibrio de pesos para un comportamiento deportivo y agradable, también garantiza la máxima excelencia, en este caso en un descapotable de los últimos 40 años. Por lo que el F8 Spider se sitúa como un vehículo de más altas prestaciones, y al mismo tiempo de mayor disfrute.

Sustituto del 488 Spider, incrementa el rendimiento y proporciona tanto una mayor confianza en su conducción al límite, como un mayor nivel de calidad de vida a bordo. El motor tiene una potencia de 720 CV e incorpora, además, tanto un incremento de la eficiencia aerodinámica (+10 %) como la nueva evolución de Side Slip Angle Control (Control de ángulo de deslizamiento lateral), ahora en la versión 6.1.. Y sin la más mínima sensación de turbo lag y con un sonido único y cautivador, el nuevo vehículo ofrece facilidad de conducción y disposición inmediata de su extraordinario par, gracias a la implementación de avanzadas soluciones de dinámica del vehículo. Entre ellas, la activación, también en la posición del manettino, del “Ferrari Dynamic Enhancer” (FDE+), para permitir a un mayor número de conductores exprimir al límite su conducción y superarlo con seguridad, aumentando así la eficacia en su comportamiento.

 

El volante con aro de diámetro reducido acrecienta la sensación de deportividad, asegurando su mayor maniobrabilidad. Además, gracias a las soluciones de aligeramiento se ha reducido el peso en vacío respecto al 488 Spider en 20 kilos, mejora la experiencia al volante sin penalizar su confort interior. También, el aprovechamiento máximo de la potencia de su extraordinario motor ha sido posible gracias a la integración en la carrocería de soluciones aerodinámicas avanzadas, derivadas tanto directamente de la experiencia adquirida en competiciones como con el 488 Pista. De este modelo, el F8 Spider adopta distintas soluciones orientadas a la gestión térmica del motor, tales como los radiadores delanteros inclinados hacia atrás, y las tomas de aire dinámicas del motor desplazadas de los flancos a la parte lateral del spoiler.

Además, las ranuras ayudan a extraer el aire caliente del capó sin afectar a la eficiencia del spoiler soplado, aún más evolucionado para aumentar la carga generada en la parte trasera del vehículo. El spoiler envuelve los pilotos traseros, bajando ópticamente el centro de gravedad del vehículo y permitiendo también el retorno del clásico doble piloto engastado en el cuerpo en el mismo color que la carrocería. Todos estos detalles recuerdan el diseño de las primeros descapotables de 8 cilindros como, sin duda, el 308 GTS de 1977, el antepasado que inició la dinastía.

 

En el interior del vehículo, se mantiene la inspiración clásica de estilo “cockpit”, característico de los descapotables de 8 cilindros con motor central-trasero, pero cada uno de los componentes del salpicadero, los paneles de las puertas y el túnel han sido sometidos a una actualización estilística. Un concepto que converge en una simbiosis perfecta entre el compartimento del conductor y el de pasajero, como en F1, con la colocación de todos los controles en el volante de nueva generación y los asientos deportivos también son nuevos.

El tablero de instrumentos está adornado con una vela de aluminio que soporta el satélite central y continúa dentro del puente. Siempre con una iluminación más ligera, una línea de separación en fibra de carbono divide la parte superior de la parte inferior, racionalizando todo el cuerpo del tablero. Esta línea también alberga la pantalla de pasajeros con pantalla táctil opcional de 7 pulgadas y el tablero de instrumentos se completa con el panel clásico con cuentarrevoluciones central. Mientras que el túnel está bien separado del tablero y cae debajo de él para amplificar la sensación de ligereza del automóvil. El nuevo puente se instala en el túnel, una escultura prominente y ópticamente flotante, que agiliza aún más el interior del automóvil.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies