Albert Fábregas: “Para trabajar en motorsport hay que estar en los circuitos”

 

Fábrega es uno de los mayores técnicos especialistas en motorsport de España. Mecánico en el mundo del motor desde hace más 25 años, ha pasado por numerosos equipos en todo tipo de campeonatos: subidas de montaña, turismos, Campeonato del Mundo de Rallys, 24 Horas de Le Mans, Fórmula Renault, o Fórmula E. Con esta trayectoria, conoce los entresijos tanto técnicos como deportivos de cualquiera de estos certámenes. Además es uno de los profesores y asesores del máster de QEV Technologies, que arrancará el próximo mes de octubre y cuyas inscripciones ya están abiertas.

Un centro donde dan un completo plan de formación: La primera parte del Máster y Curso Superior Universitario en motorsport y “e-Racing” consta de 400 horas de formación teórico-práctica, que se impartirán en la sede de la empresa en Montmeló, a escasos dos kilómetros del Circuito de Barcelona-Cataluña. Y completada la formación teórica y práctica, los alumnos afrontan 150 horas de prácticas en un equipo de carreras o en un proyecto de tecnología eléctrica. Por ello, lanzamos a Albert la pregunta de por qué elegiría el máster de QEV, y no tiene duda alguna: “no hay mejor opción a día de hoy para poder entrar a trabajar en las carreras”.

– ¿Cuál es tu función dentro del Máster de QEV Technologies?

Soy uno de los profesores y también asesor del máster. He colaborado en la realización del programa de estudios, que combinará temas técnicos y deportivos, y que aglutinará todo lo que se necesita saber a día de hoy para trabajar en las carreras a nivel profesional.

– ¿Por qué se lo recomendarías a los alumnos que sueñan con trabajar en motorsport?

Hay muchos motivos por los que recomendaría este máster. El principal es que no es solo teoría, sino teoría y práctica, y eso es muy importante, porque permite ganar una experiencia que es imprescindible. También es clave que QEV Tech es una empresa española pionera, donde se está desarrollando tecnología del más alto nivel y compitiendo a nivel internacional en un campeonato como la Fórmula E. Eso demuestra que estamos hablando de un grupo de profesionales con mucha experiencia. Además, QEV tech cuenta con una oficina de ingeniería espectacular, en la que se conciben y diseñan automóviles de alta gama y de competición desde cero. Tenemos en nuestro país a la mejor empresa capaz de desarrollar tecnología eléctrica, a nivel internacional, para aplicarla tanto a los coches de competición como de calle. Lo que se aprende en las carreras se traslada a los coches de carretera, y viceversa. Y luego están las prácticas en carreras que ofrece QEV Tech, de 150 horas en un equipo de competición o en un proyecto de coche eléctrico

Nadie ofrece prácticas en competición a un nivel tan alto. Pueden ser en un proyecto de coche eléctrico o en un equipo de competición, como el de la Fórmula E. Nadie a día de hoy te da la posibilidad de aprender en la Fórmula E, ni tampoco de estar cerca de una oficina técnica de vehículos tan sofisticada. Con las prácticas se completa el círculo: los alumnos aprenden la teoría y luego la ponen en práctica, la aplican en un ambiente de trabajo y acumulan una experiencia inigualable, aprendiendo junto a técnicos que llevan aquí varias décadas y que además hemos formado parte de proyectos de competición de primer nivel internacional.

 

– ¿Qué consejos darías a los técnicos, mecánicos e ingenieros que quieren estar en la F1 o Fórmula E en un futuro?

Les diría que para poder dedicarse profesionalmente deben amar este deporte y tener cada día la ilusión necesaria para poder cumplir con las exigencias que pide el motorsport. La actitud es muy importante, pero también lo es tener una excelente formación y la experiencia necesaria para poder progresar y entrar poco a poco en proyectos cada vez más ambiciosos. Y para ello, hay que poner los pies en el circuito. Gran parte, diría que el 90%, del éxito para poder tener una carrera profesional en la competición automovilística se cultiva en el circuito. Hay que conocer la teoría, está claro, pero sobre todo hay que aprender de la práctica. La única forma de hacerlo es enrolarte en algún máster como el de QEV, que te permita combinar las dos cosas y te introduzca de lleno en el apasionante mundo del motorsport.

– Si viajamos al pasado, ¿cómo fueron tus inicios?

Empecé a trabajar en un equipo del de Montaña, como aprendiz, y desde ahí fui aprendiendo y subiendo peldaños. Casi al mismo tiempo que trabajaba en las carreras me formaba en automoción. Antes las cosas eran muy distintas y en apenas había opciones. Ahora existe una carrera de estudios aplicados al motorsport, como el máster de QEV, que te permiten desarrollar los conocimientos en la mejor pista de pruebas.

– QEV Tech cuenta en su máster con una importante parte dedicada al “e-racing”, centrada en la tecnología eléctrica, ¿crees que es clave la formación en esta tecnología a día de hoy?

Creo que, junto a las prácticas, es lo que de verdad diferencia el máster de QEV de cualquier otro, y hablo a nivel internacional. La tecnología eléctrica no solo está representada por la Fórmula E, sino que la por ejemplo ya es híbrida, y pronto muchas más competiciones lo serán. Y no pequeños campeonatos: el Mundial de Turismos tendrá una categoría eléctrica, los coches del Mundial de Rallys serán híbridos y los del Mundial de Rallycross, eléctricos… Habrá  muchos puestos de trabajo que requerirán de especialización y por eso es indispensable conocer la materia. Los alumnos del máster de QEV Tech irán un paso por delante, porque a día de hoy QEV es la referencia tras haber desarrollado superdeportivos 100% eléctricos como el Hispano Suiza Carmen o el propio Fórmula E de Racing.

– ¿Qué es lo que más te sorprendió al llegar a la Fórmula E?

La complejidad que hay detrás de los sistemas eléctricos. No solo por la batería, sino a la hora de gestionarlo todo y hacerlo eficiente para poder sacarle las prestaciones necesarias. Al llegar allí me di cuenta de que era mucho más complejo de lo que habría esperado. El nivel de competitividad y tecnología es de altísimo nivel.

– ¿Qué campeonato es más desafiante como mecánico o ingeniero?

Te diría que cualquiera, y no solo hablando de o Fórmula E, que son las categorías más importantes de monoplazas, sino cualquier campeonato. El mundo de la competición te exige por igual el máximo de conocimientos técnicos, prácticos y dedicación estés donde estés, ya sea en karting, turismos, GT… Siempre vas a tener que estar lo mejor preparado posible para hacer el mejor trabajo. Cualquier equipo de cualquier campeonato es igual de exigente y nunca realizarás un trabajo perfecto. El motorsport te obliga a levantarte pensando cómo puedes ser mejor que el día mejor. No lo entendería de otra manera.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies