Por primera vez un concesionario se apunta al carsharing

 

Si hace 20 años a un conductor se le hubiese planteado alquilar desde un teléfono móvil un coche propulsado a gas, recogerlo en un concesionario y pagar sólo por horas, probablemente respondería que era ciencia ficción. Este tipo de soluciones de movilidad ya no son fantasía, sino que de la mano de plataformas como Respiro ganan cada vez más peso en las grandes ciudades. Vehículos compartidos, conectados, sostenibles y alquilados en un concesionario.

Un coche particular permanece aparcado el 97% del tiempo en España, el 96% en Reino Unido y el 95% en Estados Unidos. Por ello fórmulas como el carsharing están en auge en las grandes ciudades. Es el caso de Pablo González de 30 años. Vive en Madrid y no tiene coche en propiedad. Normalmente se mueve por la ciudad en transporte público y va caminando al trabajo. “No tengo vehículo privado y me viene muy bien el carsharing porque puedo reservar un coche por horas o días. Hay un aparcamiento justo al lado de casa y otro cerca del trabajo, así que cuando tengo una reunión lo utilizo solo el tiempo que lo necesito”, comenta Pablo.

Hoy en día gracias a los dispositivos móviles en unos minutos se puede disponer un coche. Respiro tiene su propia aplicación para gestionar el alquiler de sus vehículos. Se reservan desde el móvil, que también se utiliza como llave para desbloquear el coche y abrirlo. Una vez dentro Pablo, puede conectar su teléfono al coche y utilizar sus apps. “Puedo gestionarlo todo desde la aplicación, desde la reserva hasta ampliar las horas si me hace falta”, afirma.

 

Alquilado en un concesionario. De entre los más de 100 párkings donde Respiro tiene sus vehículos, se encuentra el de Castellana Motor. Por primera vez, un concesionario se apunta al carsharing. “La posibilidad de ofrecer este servicio a través de los concesionarios de nos permite acercar a nuestros clientes nuevas formas de movilidad, así como hacer partícipes a nuestros concesionarios del proceso de transformación que están viviendo las grandes ciudades”, señala Arantxa Alonso, Directora Ejecutiva de XMOBA, empresa  independiente del grupo que identifica, desarrolla, comercializa e invierte en nuevas soluciones de movilidad.

Sostenible. La movilidad del futuro será sostenible. En Respiro los coches que forman su flota son principalmente híbridos de gas. “Una de las razones de decantarme por Respiro es que sus vehículos tienen etiqueta ECO y su consumo y emisiones son muy bajas por ser híbridos de gas natural”, afirma Pablo. Los coches híbridos GNC cuentan con dos depósitos. El principal es el de gas natural. “Repostar GNC es tan sencillo como la gasolina y muy rápido”, asegura Pablo.

Sin restricciones. Cada vez más grandes ciudades europeas, como Madrid o París, tienen zonas de acceso restringido o episodios de contaminación en los que se limita la circulación a vehículos con cero emisiones o etiqueta ECO. “Gracias a estos coches que son de gas natural puedo acceder a todas las zonas de la ciudad sin problemas, incluso a las de acceso restringido”, comenta Pablo.

Otra de las ventajas del coche compartido es que en las grandes zonas empresariales se han creado zonas de aparcamiento reservadas para estos vehículos. Además, si están catalogados como vehículos ECO, también tienen descuento en zonas de aparcamiento regulado en ciudades como Madrid.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies