GP de Francia, Yamaha a la reconquistar Le Mans

 

El gran papel en y los avances llevados a cabo en el test post-GP colocan al constructor de Iwata como candidato a brillar en Le Mans. fue el jueves uno de los grandes nombres propios de la rueda de prensa oficial previa al GP de Francia que se celebrará este fin de semana en Le Mans. El de Roses, con la moral reforzada tras subir al podio en Jerez, evidenció que está apta para dar un importante paso adelante en la quinta cita del campeonato 2019.

Viñales admitió el impulso que han experimentado tras el podio de la última carrera: “El buen resultado en fue muy importante y nos dio mucha confianza”. Fue una auténtica liberación, después de firmar una buena salida que hizo olvidar los problemas en los GP anteriores, cuando no pudieron mostrar todo el potencial. Las buenas noticias en Yamaha, sin embargo, han ido más allá de la última carrera, ya que los progresos en el test post-GP fueron notables. “Mejoramos bastante en el test, así que estoy muy satisfecho”, comentó el catalán, antes de revelar sus aspiraciones para la cita en Francia.

“El objetivo principal es estar en el podio y luchar por los primeros puestos. Tenemos que estar en primera fila, ya que creo que en fue muy importante porque las otras dos fueron muy rápidas el sábado”, analizó Maverick, que también recordó su buen feeling con Le Mans, donde se alzó vencedor en 2017: “Siempre me siento muy bien en este circuito. Siempre veo que puedo dar un poco más y tengo muchas ganas de rodar aqui”. Maverick tampoco se escondió al entrar en detalles sobre las mejoras implementadas en el test post-GP de Jerez. “La idea era mejorar un poco en todas las áreas porque necesitamos un poco más en aceleración, en frenada y en velocidad en el paso por curva, así que la idea principal era mejorarlo todo un poco. Además, el estilo de pilotaje con la moto”, detalló el de Roses, que, como su equipo y su compañero, Valentino Rossi, llega a con mucha motivación. “La mejora ha sido pequeña, pero en muchas áreas”, sentenció.

Yamaha también tratará de explotar al máximo su equipo satélite después de la histórica Q2 protagonizada en Jerez, en la que Fabio Quartararo se alzó como ‘poleman’, seguido por su compañero en Petronas SRT, Franco Morbidelli. El piloto francés, que ya ha pasado página de su abandono en la carrera, valoró de forma muy positiva haber podido “ver muchas cosas de Marc durante la carrera”.

 

El actual líder del campeonato llega con la moral por las nubes tras lograr los 25 puntos en y después de un buen trabajo con en el test, que les permitió ser “competitivos, rápidos y consistentes”. Tras el precedente del triunfo de 2018, Márquez confesó que arranca con una buena mentalidad y optimismo, pese a advertir de que se trata de un trazado completamente diferente al de Jerez, “más stop and go”, y de recordar la posibilidad de que las condiciones meteorológicas lo condicionen todo. Marc, que sacó pecho por las condiciones de la nueva RC213V, también ensalzó el nivel exhibido por años atrás, así como el de Andrea Dovizioso (Ducati Team), que se fue al suelo en 2018 cuando lideraba la carrera. El italiano también mira al futuro con confianza, al señalar que “la situación del campeonato es buena y todo está muy abierto”.

Dovi tampoco se escondió al reivindicar sus buenas sensaciones en el circuito galo. “Le Mans siempre se me ha dado bien. El año pasado nuestra velocidad fue buena, así que espero ser más rápido que en Jerez”, que también advirtió del tiempo inestable. “En los entrenamientos vamos a encontrar diferencias y queremos estar ahí en los primeros puestos. Tenemos que seguir luchando para volver al podio y pelear por la victoria”, sentenció el italiano. Dovizioso es 3º en el campeonato, justo por detrás de un Álex Rins (Team Ecstar) que sigue saboreando un gran inicio de temporada, con buenos resultados, que tuvieron continuidad con un test muy positivo en el que su equipo encontró elementos muy buenos que podrían empezar a utilizar en un futuro a medio plazo, quizá para mitad de temporada.

Rins admitió que en su primer año en la categoría reina los test eran más aburridos pero que ahora, cuando ya estás ahí luchando por los primeros puestos y estás motivado, la historia es diametralmente opuesta. El piloto de aspira a comerse el mundo. Un objetivo que todavía mantiene Johann Zarco (KTM Racing), pese a un arranque complicado de temporada. Después de recargar pilas en el Moulin Rouge junto a Quartararo, Zarco espera sacar provecho de la energía positiva que le inyectan los aficionados al correr en casa. “Ellos realmente me apoyan y me dicen ‘puedes hacerlo y confiamos en ti’ y eso me da energía”, explicó el francés, que pasó página a las críticas de Stefan Pierer y celebró los avances cosechados en el test post-GP, así como su relación con su nuevo ‘coach’, Jean Michel Bayle. Zarco, que vuelve a jugar en casa, también aventuró las dificultades que podrían entrañar unas condiciones meteorológicas adversas. Un aspecto en el que coincidieron la gran mayoría de pilotos en una rueda de prensa en la que tuvieron tiempo para fantasear con la F1 y que estuvo marcada por la declaración de intenciones de algunos pilotos como Viñales. está de vuelta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies