Mercedes EQC 400 4Matic, su primer SUV eléctrico

 

La firma de la estrella ha presentado en el el nuevo EQC 400, el primer automóvil eléctrico de la submarca EQ de Mercedes, un evento que contó con la presencia de Roland Schell, presidente de Mercedes-Benz y del piloto de Valtteri Bottas. EQ, unas siglas con las que la marca alemana lanzará 10 vehículos eléctricos antes de 2022 en todos los segmentos tras una inversión 10.000 millones de euros, para un mercado que se estima que en 2025 suponga entre el 15 y el 25% de sus ventas globales, siendo la cuota del 40% en Europa, frente al 2% mundial que tienen en la actualidad. A la venta en Junio a partir de 77.425 euros y el objetivo de matricular 4.000 unidades en el mercado español en 2020.

Fabricado en Bremen (Alemania) es un SUV con 4,76 metros de longitud y cinco modos de conducción: Comfort, Eco, Max range, Sport y un quinto personalizable por el conductor. Además, cuenta con tracción total, el sistema multimedia MBUX y lo mueve dos motores eléctricos, uno en cada eje, con una potencia total de 408 CV para una autonomía de 400 kilómetros y unas buenas prestaciones: De 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 180 km/h. Y recarga del 10% al 80% en unos 40 minutos si la toma es de carga rápida (110 kW).

 

El diseño del nuevo EQC marca la tendencia de los futuros vehículos eléctricos de la marca y cuenta con los atributos característicos de en cuanto a calidad, seguridad y confort, mientras que las baterías para la producción de EQC en Bremen son fabricadas por la filial de Accumotive en Kamenz (cerca de Dresden) y se entregan parcialmente cargadas. En total, la empresa invertirá más de mil millones de euros en la producción mundial de baterías. En el futuro, la red mundial de producción de baterías de Mercedes-Benz Cars contará con nueve plantas en tres continentes.

También cuanta con un amplio equipamiento de serie que anticipa lo que deparará el futuro. Incluso en su versión básica, ofrece una gama extremadamente completa de equipamiento estándar y, como líder de la marca EQ, encarna los cuatro pilares de la estrategia de digitalización de CASE: “Connected», “Autonomous», “Shared & Services» and “Electric Drive”. Además, para el mercado español se incluyen de serie elementos destacados adicionales al estándar de fábrica: Control de ángulo muerto, faros Multibeam Led con luces de carretera automáticas Plus, cristales tintados, Paquete de confort Keyless-Go, Paquete de aparcamiento, Paquete de retrovisores y el acabado Electric Art interior. Y durante el primer año, además se incluyen equipos como los cristales calorífugos e insonorizantes, sistema de sonido Advanced, Preinstalación para me Charge y Preinstalación para Ionity, que permite la carga rápida a 110 kW a precio reducido.

 

Como ya hemos comentado, ningún otro sistema es tan claro para el campo “Connected” de la filosofía CASE como el sistema de información y entretenimiento MBUX – Mercedes-Benz User Experience. Se instala de serie en el EQC y, como parte del concepto integral de control y visualización, crea un vínculo emocional entre el conductor, el vehículo y los pasajeros. Gracias a la inteligencia artificial, MBUX puede aprender del usuario. Cuenta con dos pantallas de 10,25″, siendo una de ellas táctil (pantalla derecha). El panel táctil de la consola central también se incluye de serie. Una característica única es el control por voz, que puede incluso entender dialectos y comandos específicos del EQC.

La versión MBUX, desarrollada especialmente para el EQC, es un punto culminante. Las características y servicios desarrollados específicamente para satisfacer los requisitos de movilidad eléctrica se utilizan exclusivamente para los modelos de la marca EQ: servicios de navegación y de conexión con el vehículo que vienen de serie para el EQC relacionadas con la conducción eléctrica. Por ejemplo, permiten una navegación con una planificación de ruta optimizada en cuanto a la autonomía, incluyendo paradas de carga, ajustes de carga personalizados y control climático previo a la entrada en el vehículo. Otro punto a destacar es la asistencia inteligente al conductor con cinco programas de conducción diferentes y cinco niveles de recuperación personalizables que se pueden adaptar en función de la velocidad y el recorrido del vehículo.

 

Otro punto descatable es el “Servicio de mantenimiento” que abarca todo el mantenimiento necesario durante un período de hasta seis años o 150.000 kilómetros. Y se presta especial atención al control de los componentes relevantes para la seguridad y al control de la funcionalidad de los componentes eléctricos. Mientras que en combinación con el “Servicio de recogida y entrega” hace que la planificación de las visitas al taller sea más cómoda que nunca. El vehículo será recogido para trabajos de mantenimiento durante un periodo de seis años (o hasta seis veces) y devuelto a petición del cliente. Este uso del servicio de recogida y entrega es posible desde el domicilio del propietario, desde la oficina o desde cualquier otro lugar dentro de un radio definido desde un taller Mercedes-Benz autorizado. A lo que hay que sumar el paquete de servicio “Ampliación de la garantía del vehículo” que ofrece protección al propietario contra costes de reparación inesperados, más allá de la garantía estándar del vehículo nuevo de Mercedes-Benz, hasta que el vehículo tenga seis años de antigüedad. La ampliación de la garantía del vehículo es el complemento óptimo al certificado estándar para la batería de alta tensión, que tiene una validez de ocho años o 160.000 kilómetros.

Florentino García

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies