GP de España, triplete español en MotoGP

 

La cuarta cita de la temporada del Campeonato del Mundo de MotoGP celebrada en el trazado jerezano -trigésimo tercera edición consecutiva que acoge esta pista desde que se disputara su primera edición en 1987-, volvió un año más para llenar de aficionados al motor cada rincón de su instalaciones. En total, 71.878 aficionados disfrutaron de las interesantes y competidas carreras que han deparado esta nueva edición del GP de España, que coronó ganador a Marc Márquez en MotoGP, Lorenzo Baldassarri en y Niccolo Antonelli en Moto3. En el caso de MotoGP, la cabeza de la clasificación general está al rojo vivo, dado que los cuatro primeros siguen separados por 9 puntos, mientras que el cambio más significativo es el del liderato de Andrea Dovizioso a favor de Marc Márquez, que antes de era 4º a 9 puntos del italiano tras su caída en Austin y ahora pasa a comandar la clasificación con 70 puntos.

En la categoría reina de MotoGP, Marc Márquez conseguía la victoria tras su cero en el casillero en Austin. En esta ocasión se ha visto un Márquez que una vez más, en Jerez, se sentía cómodo con la Honda, trabajando de forma constante y en carrera concentrado en llegar a la meta con la victoria asegurada tras mantenerse en la primera posición a lo largo de toda la carrera. No obstante, también fueron protagonistas el joven piloto que ayer, conseguía un nuevo récord, Fabio Quartararo, hasta que su moto dijo basta y su compañero de equipo, Franco Morbidelli, ambos firmando una gran carrera. “Había veces en las que ni siquiera miraba la pizarra porque iba muy concentrado. Sabía que Fabio y Franco estaban detrás, pero siempre me he mantenido el primero y guardando las distancias. Sabía que iban a estar en la primera parte de la carrera y no me he equivocado. Son pilotos muy jóvenes pero estoy seguro de que van a llegar lejos cuando se encuentren a gusto con la moto, cuando confíen en ella y cuando aprendan de los fallos”, declaraba el piloto de Cervera. En cuanto al trabajo de la carrera, insiste en que “estoy más cansado mentalmente, que físicamente”. “Estoy contento porque me gusta cómo trabaja la Honda, tengo un ritmo constante, cosa que el año pasado no podía hacer. Mañana en los test se mejorarán muchas cosas, entender que es lo que se prueba e intentaré no volverme loco con los tiempos de cara a Le Mans”.

 

No fue hasta que el joven francés del equipo Petronas Srt abandonó la competición tras un fallo mecánico en la moto, cuando Álex Rins consigue situarse en la segunda posición, el cual asegura que “el ritmo de carrera ha sido bueno”. “Estar segundo a punto de Marc es increíble y sobre todo, señal de que estamos trabajando mucho. Ganar en Austin, quedar en segundos es un buen nivel para nuestra moto. Quedan muchas carreras para pero me gustaría quedar así. Me motiva ver que mis compañeros saben que estoy ahí”. Tras Rins, se clasificaba Maverick Viñales, “Cuando vi que Dovizioso y Petrucci estaban justo detrás de mí, pensé que me iban a fulminar en la recta. Pero a medida que fui acercándome a Álex, me concentré e intenté hacer mis mejores vueltas. Hay que mejorar la tracción, mejorar mecánicamente, no solo la parte electrónica. Aun así, quedar tercero en para mí es una victoria. Este circuito es una fecha muy importante en el calendario”. Un triplete español en MotoGP con tres grandes equipos, Honda, y Yamaha.

En la categoría intermedia de Moto2, fue también la protagonista como lo había sido antes en Moto3. Lorenzo Baldassarri conseguía su segunda victoria consecutiva en esta pista: “He trabajado duro en los entrenamientos aunque ayer no quedé muy contento. Pero mira hoy. Estoy muy emocionado porque a mí me encanta Jerez, y ganar aquí dos veces consecutivas es todo un privilegio”. El inicio de carrera estuvo marcado por un incidente múltiple que desencadenó varias caídas en la que se vieron involucrados Remy Gardner, Alex Márquez, y también Dimas Ekky Patrama y Marco Bezzechi. Esto propició la aparición de la bandera roja y un reinicio de carrera esta vez a 15 vueltas. Con Baldassarri como ganador, también destacaba el piloto español de Speed Up, Jorge Navarro, que en la tarde de ayer lograba la pole y conseguía rodar en la cabeza de carrera en el pódium en segundo lugar, seguido de su compatriota Augusto Fernández, que quedaba tercero. “He estado muy tranquilo, sabía que era fuerte. Continuaré con la misma línea porque me siento bien con el equipo y con la moto. Sabía que si seguía continuando con el mismo ritmo, podía estar en las primeras posiciones. Lástima que realmente, me ha faltado una vuelta, pero no quería tirar por tierra toda la carrera por querer ganarla. He mantenido los pies en el suelo y he intentado hacer una buena carrera. Vamos en línea ascendente y eso es lo que más feliz me hace”, apuntaba Navarro. Tras él, su compatriota Augusto Fernández aseguraba: “A pesar de la fractura de hace cinco semanas, he intentado ser competitivo aunque el final de la carrera ha sido muy duro y bastante largo. Había momentos, en los que no podía más. No tenía dolor en el brazo pero no tenía fuerza y he tenido que hacer mil inventos para mantenerme encima. Aun así, estar en tercera posición es muy buena señal. Nunca había corrido en en el mundial y ha sido muy especial”.

 

Y en Moto3, primera de la jornada donde el italiano Lorenzo Dalla Porta partía en la primera posición de la parrilla de salida tras la pole que lograba en el día de ayer. Tras apagarse el semáforo rojo, los principales favoritos comienzan a tomar posiciones con Dalla Porta encabezando la carrera tras llegar a la primera curva seguido de Tatsuki Suzuki, Canet y el joven andaluz de Leopard Racing, Marcos Ramirez acompañados de un largo pelotón de pilotos todos pisándose los talones. Dalla Porta y Tatsuki, rivales y competitivos, se alternan a la cabeza mientras el piloto conileño pelea por las primeras posiciones en la que llega incluso a ser líder.

A escasas cuatro vueltas, el de Conil de la Frontera, Marcos Ramírez, se fue al suelo tras tocar la parte trasera de la moto de Niccolo Antonelli  que buscaba posicionarse al frente de la carrera. Lo que parecía una posibilidad de subir al pódium como ocurrió en el año 2018, se fue al traste en una desafortunada acción. En definitiva, una carrera muy reñida en la que las de Sic58 Squadra Corse consiguen hacer doblete gracias al triunfo del italiano Antonelli, primera victoria en Jerez, y la segunda posición de su compañero, el japonés Tatsuki –primer pódium de su carrera deportiva-, subiendo al tercer peldaño del cajón, el italiano Celestino Vietti, seguido del joven español de KTM, Aron Canet, que a pesar de no realizar ayer una buena calificación lograba una meritoria cuarta plaza tras hacer una buena carrera.

 

“Es un buen momento para nosotros y para nuestro equipo. Hemos trabajado duro y siempre intentamos mejorar los errores y aquí en hemos tenido una buena recompensa. Tenemos un buen equipo”, indicaba tras la carrera el ganador. A su vez, su compañero de equipo que ocupó la segunda posición, apuntó que “hemos trabajado conjuntamente durante todo este fin de semana”. “Siempre he intentado estar arriba en la clasificación, así que estoy muy contento con mi trabajo en Jerez”, concluía comentando Tatsuki Suzuki.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies