Los ciudadanos posiblemente no se atrevan a utilizar un coche autónomo

 

Bajo el lema “La movilidad del futuro es ahora”, se ha debatido sobre todas las vertientes de la aportación de la tecnología a la seguridad vial, y mientras que la mayoría de ponentes aseguraban que los sistemas ADAS de ayuda a la conducción: control inteligente de velocidad, frenada autónoma de emergencia y alerta de cambio involuntario de carril deberían ser obligatorios en todos los coches nuevos.

Sonia Díaz De Corcuera, Directora de Tráfico Gobierno Vasco, pese a estar esperanzada con las nuevas herramientas expresaba su sensación sobre la tecnología que discurre a una velocidad vertiginosa, y necesitamos pararnos y reflexionar para poder acercarnos a las buenas decisiones.

“El conductor medio no está preocupado por este tipo de cuestiones. Los sistemas ADAS no le suenan a la gente, no tenemos conductores que estén al día de todas esas tecnologías. Hace falta más formación y adaptación de la gente a la transformación de la movilidad que estamos viviendo. Los caminos entre las tecnologías y las personas todavía son divergentes y deberían ir más de la mano. Igual llegamos a tener el coche autónomo, y ciudadanos que no se atrevan a subirse a él. A veces, los desarrollos de los ingenieros se olvidan de la persona”.

Igualmente incidió “en el acceso igualitario de todas las personas a esos sistemas de seguridad” y, con respecto a Euskadi, señaló que: “trabajamos en el concepto de “convivencia vial”: bicis, tranvías, ciclomotores, furgonetas… En Euskadi las vías están saturadas y en la mayoría de los accidentes hay un problema de falta de respeto y de compartir espacio. No concino preparar a una persona en la tecnología si antes no sabe las normas básicas de convivencia y respeto”.

La influencia de los sistemas ADAS en la seguridad vial

Según el estudio de la ‘Influencia de los sistemas de ayuda a la conducción en la seguridad vial’, en las carreteras españolas se producen más de 90.000 accidentes anuales, con unas consecuencias de más de 1.600 fallecidos y superando los 9.500 heridos graves. Las causas principales de los siniestros siguen siendo el factor humano y las distracciones. Los sistemas de asistencia a la conducción ADAS permiten la reducción del riesgo de siniestro, pudiendo ayudar a evitar o mitigar las consecuencias del mismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies