Fórmula E: Edoardo Mortara gana el ePrix de Hong Kong

 

Este domingo, cuando la Fórmula E llegaba a su número 50 en la historia de esta competición eléctrica de la FIA, el circuito de casi dos kilómetros que recorría las calles del Harbourfront Central de Hong Kong, ha sido el escenario de la quinta cita de la temporada y como no podía ser de otra manera, con otro final muy apretado y en esta ocasión con polémica. Y es que después de una agitada carrera, en la que el británico Sam Bird de Virgin Racing le robó lo que parecía ser una victoria segura a Andre Lotterer de Techeetah, la FIA impuso a Bird una penalización de cinco segundos por adelantarlo cuando se cumplía el tiempo, tocando además con su monoplaza al del alemán, lo que le provoco un pinchazo y la posterior retira. Dicha penalización colocó al británico en sexto lugar, dándole su primera victoria al piloto de Venturi, Edoardo Montara; siendo segundo Lucas di Grassi de Team Abt y completando el podio el también piloto de Virgin Racing, Robin Frijns.

La carrera comenzó con un Oliver Rowland de e.dams tomando la delantera en la salida, llegando a la Curva 1 y posterior chicane en primer lugar, dejando al poleman Stoffel Vandoorne de HWA Racelab en un segundo lugar, hasta que Sam Bird de Virgin Racing, que se abrió paso a través del pelotón, tomó su posición. Sin embargo, a pocos minutos de haber comenzado la carrera, esta quedó bajo la bandera amarilla por un incidente del monaplaza de Filipe Nasr al darse con la pared de la Curva 2; donde posteriormente, Jerome d’Ambrosio y Pascal Wehrlein de Racing pararon también contra el monoplaza de Filipe, lo que hizo que terminara la carreras de los tres pilotos en los cinco primeros minutos del ePrix. Con esta circunstancia y detrás del automóvil de seguridad, el pelotón se reagrupó hasta que la carrera se detuvo temporalmente bajo la bandera roja con el objetivo de retirar los monoplazas dañados. A continuación y tras ser despejada la pista, se agregaron 13 minutos al reloj para compensar el tiempo perdido.

 

En ese momento, Rowland, que había caído a la décima posición, vio como su monoplaza comenzó  a desacelerar, dándole a Bird el liderato en lucha con un agresivo Andre Lotterer por detrás. Pero segundos después, Lotterer sobrepaso a Bird en la Curva 2 y se puso líder. Detrás, un pelotón que liderado por Vandoorne, en tercer lugar, estaba frenando a Edoardo Mortara de Venturi con muchas ganas por revivir el podio que había cosechado la temporada pasada en Hong Kong. Llegado a ese momento, Bird esperaba su ocasión detrás de Lotterer, siguiéndolo muy de cerca, mientras el alemán se mantenía muy seguro. Pero una vez más y al dirigirse a la Curva 2, el piloto británico hizo un movimiento arriesgado y pasó a Lotterer, sin que el alemán recuperara su ventaja al pasar por la chicane.

Cuando faltaban menos de 18 minutos para el final, Vandoorne se detuvo en mitad de la pista por fallo técnico, mientras que Sebastien Buemi sufrió daños en su parte delantera al pasar por la chicane. Y una vez más coche de seguridad en pista, reanudándose la carrera cuando faltaban 11 minutos para el final, con un Lotterer aún en cabeza y Bird que lo seguía muy cerca, mientras que el piloto suizo-italiano Mortara, rodaba en tercera posición. Y atrás, un grupo donde Rowland se detuvo en la pista después de romper su eje trasero tras un contacto con la pared. Por lo que nuevamente coche de seguridad y tras ser despejada la pista, la carrera se reanuda cuando faltaban menos de dos minutos para el final. Momento que el piloto británico Bird hizo contacto con la parte trasera del monoplaza de Lotterer, quien pinchó el neumático y tuvo que retirarse…El final, ya lo sabeís.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies