Renault Clio, apuesta segura e híbrido

 

El próximo verano se pondrá a la venta la quinta generación del Clio. Pero antes y con motivo del 89º Salón de Ginebra se esta presentado estos días en sociedad. Un modelo emblemático dentro de la firma francesa desde que en 1990 llegara al mercado para sustituir al 5. Desde entonces, se han matriculado mas de 15 millones de unidades en 115 países, de los que mas de millón han sido en España. Ahora, con una longitud de 4,05 metros (1,4 cm más corto que el actual) más ancho y más bajo y, un maletero que según la marca del rombo presenta una capacidad de 391 litros (330 el actual) lo que le convertiría en el mayor de su clase, esta desarrollado sobre la nueva plataforma CMF-B de la Alianza Renault-Nissan, que inaugura y que esta especialmente diseñada para sistemas de propulsión híbrida.

Sin grandes cambios en el exterior y con un interior totalmente renovado, lo que aún no se sabe es con cuantos niveles de equipamiento llegará al mercado, tan sólo se ha comunicado dos ellos que se llamarán R.S. Line e Initiale Paris. El primero de corte deportivo que sustituirá al actual GT-Line, mientras que el segundo esconde la variante más lujosa. En principio y como el modelo actual, contará con una carrocería de cinco puertas y para darle más dinamismo, sigue apostando por camuflar los pomos de puertas traseras e integrándolos en el marco de las ventanillas, dando la impresión visual de que carece de puertas posteriores; aunque creemos que más adelante la gama crecerá con una versión con carrocería familiar, hasta ahora denominada Sport Tourer.

 

Mientras que en el apartado mecánico, estará disponible con una selección variada de motores de gasolina y Diesel, además de una versión híbrida. El motor de acceso será el tricilíndrico atmosférico 1.0 SCe con potencias de 65 y 75 CV, en ambos casos con cambio manual de 5 velocidades; mientras que el mismo motor, pero turboalimentado, el TCe, se ofrecerá con 100 CV, el mismo cambio manual o uno automático X-Tronic y en un futuro, con la opción bifuel de GLP. Una oferta de gasolina que se completa por arriba con el 1.3 TCe de 130 CV para la versión Sport, asociado a la transmisión automática EDC7 con levas en el volante. En cuanto a la gama Diésel, se compone del ya conocido Blue 1.5 dCi con dos rangos de potencias de 85 y 115 CV con cambio manual de seis relaciones. Más adelante, en 2020, llegará la variante híbrida con la denominación E-Tech PHEV, donde se combina un motor térmico de 1,6 litros (90 CV) con dos motores eléctricos de 41 CV, alimentado por una batería de 1,2 kWh. y que según la marca, funciona con electricidad un 70% del tiempo en ciudad.

Estéticamente, el diseño exterior no cambia mucho y sigue adoptando las formas de la generación anterior. Eso si, en la parte delantera, el capot incorpora nervaduras, ofreciendo así un aspecto más esculpido. Además, la calandra es más grande y el paragolpes delantero más marcado, con una rejilla muy expresiva para favorecer una buena refrigeración del motor. Mientras que las ruedas, de 17 pulgadas (según versiones) mejoran la impresión dinámica del vehículo. Otros detalles como la antena “tiburón”, los faros 100% LED, el portón enrasado y la línea cromada alrededor de los cristales laterales contribuyen a la modernización su estilo.

 

Por primera vez aparecen deflectores en un Clio, situados a la altura de los pasos de rueda delanteros, que contribuyen a limitar las perturbaciones y mejorar las prestaciones aerodinámicas del vehículo y así reducir el consumo. Además, aportan dinamismo y deportividad al conjunto de diseño del vehículo. En cuanto a los faros delanteros 100 % LED desde el primer nivel de equipamiento, heredan la firma luminosa en forma de C (C-Shape) característica de los modelos Renault. Y dan al nuevo Clio una mirada más expresiva, subrayada por la trama de rombos que remata el piloto y aporta elegancia. También y al igual que en la parte delantera, las luces traseras son más expresivas e incorporan una nueva firma luminosa en forma de C, con un efecto de profundidad especialmente acentuado y la tercera luz de freno, ahora más larga y fina, destaca en la parte superior de la luneta, mientras que el portón enrasado con el paragolpes, ha sido rediseñado para proporcionarle un alto grado de calidad percibida. Y en total, se proponen once colores de carrocería y tres packs de personalización exterior (rojo, naranja y negro). Siendo, los colores Naranja uno de los nuevos, al igual que el Marrón Visón y el Azul Celadón.

Sin embargo, el interior si cambia en profundidad y el habitáculo cobra una nueva dimensión en materia de calidad percibida. El nuevo “Smart Cockpit”, ahora más compacto, libera espacio, se centra en el conductor e integra más tecnologías y su diseño en forma de ola acentúa la impresión de amplitud. Dotado de las pantallas de mayor tamaño de la categoría, ofrece una ergonomía de las más modernas y una experiencia de conducción muy inmersiva. Por último, el nuevo Clio democratiza innovaciones únicas en el segmento como el freno de aparcamiento eléctrico, especialmente útil para un uso urbano.

 

Especial novedad es la pantalla multimedia de 9,3 pulgadas y elemento clave del Cockpit y la mayor nunca vista en Renault. Esta tablet vertical ligeramente curva, inspirada en la de Espace, amplia visualmente el salpicadero, aporta mucha modernidad al habitáculo y mejora la legibilidad de la pantalla. Orientada hacia el conductor, ofrece, mediante su nuevo sistema conectado Easy Link, todas las prestaciones multimedia, de navegación y de “infotainment”, además de los reglajes Multi-Sense. También el cuadro de instrumentos digital integra por primera vez una pantalla digital en lugar de los tradicionales contadores analógicos. Esta tecnología procede directamente de los segmentos superiores. La pantalla TFT mide entre 7 y 10 pulgadas y permite personalizar la experiencia de conducción de manera intuitiva. La versión de 10 pulgadas integrará la navegación GPS a la visualización.

En salpicadero, totalmente renovado, se divide en tres partes: un cofre revestido de espuma; una banda central, revestida y personalizable, y una zona inferior dedicada a los elementos funcionales, como la guantera. Su forma de ola amplía la percepción visual del habitáculo, sensación acentuada por el diseño horizontal de los aireadores centrales y laterales. Y en la parte inferior de la pantalla central, se ha prestado una atención especial a la ergonomía mediante los botones “piano” y los mandos de climatización con acceso directo para facilitarle su uso al conductor. Mientras que el volante, más elegante, se reduce gracias a la instalación de un airbag más compacto que en el modelo anterior. Un estrechamiento que mejora la visibilidad del cuadro de instrumentos para el conductor y equipado con nuevos mandos, más completos y retroiluminados, y ayuda a mejorar la calidad percibida gracias a su acabado en cromo satinado.

 

La consola central también es un elemento clave del Cockpit. Sobreelevada para ofrecer una ergonomía superior en el puesto de conducción, la consola alberga una palanca de velocidades acortada que cae de forma natural bajo la mano. Esta consola forrada puede personalizarse según el ambiente interior y alberga una animación luminosa en su borde exterior. Y en su parte inferior, los compartimentos integrados son plenamente funcionales para facilitar los distintos usos de los pasajeros, como la recarga por inducción del teléfono. Mientras que los asientos presenta una banqueta alargada y con una forma más envolvente.

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies