SEAT el-Born, 100% eléctrico para 2020

 

La firma española acaba de presentar en el Salón de Ginebra un prototipo bajo la denominación el-Born, nombre que se inspira en uno de los barrios mas icónicos de Barcelona. Se trata del primer vehículo totalmente eléctrico de la marca basado en la plataforma MEB del Grupo (que ya se utilizo en los concept car I.D. y I.D. Vizzion) y que en su versión definitiva entrará en producción en 2020 en la planta de Zwickau (Alemania) tras ser diseñado y desarrollado en la ciudad Condal.

Con sistemas autónomos de nivel 2, que ofrecen una automatización parcial del vehículo para controlar la dirección, aceleración y desaceleración, incluye además un asistente de aparcamiento inteligente que, junto con otras características, le convierten en una alternativa de cara al futuro de la movilidad. Cuenta con una potencia de hasta 204 CV, con lo que puede alcanzar los 100 km/h en tan solo 7,5 segundos y, en en cuanto a su capacidad para viajar más lejos con una sola carga de las baterías y minimizar el tiempo de recarga, tiene una autonomía de hasta 420 km en ciclo de conducción WLTP. Para ello, cuenta con baterías de alta densidad con una capacidad de 62 kWh compatible con los supercargadores de corriente continua de hasta 100 kW, y puede pasar del 0% al 80% de carga en solo 47 minutos.

Diseñado para garantizar el placer de conducir, dispone de un sistema de propulsión eléctrico asociado a unas cualidades dinámicas, con las cuatro ruedas ubicadas en los extremos del vehículo y una respuesta más ágil y enérgica en comparación con los automóviles tradicionales. Y es que representa el diseño de los vehículos del futuro, de una manera moderna e integrada, con especial énfasis en la parte delantera del vehículo. La aerodinámica es clave para maximizar la autonomía del vehículo, por eso el logotipo de de la parte delantera está alineado con la carrocería, y no es necesaria la entrada de aire para enfriar el motor, por lo que se prescinde de la parrilla. Los ventiladores de refrigeración, que están situados bajo la parte delantera del vehículo, proporcionan aire a la batería y optimizan el flujo de aire en dicha zona.

 

También, al observar el el-Born, se aprecia que la posición del pilar A se ha adelantado notablemente, creando una apariencia más elegante y un habitáculo más amplio, gracias a la simplicidad del sistema de propulsión eléctrico, que requiere menos espacio. Con unas llantas de 20″, era fundamental maximizar el rendimiento. Su diseño de genera un flujo de aire positivo que mejora la aerodinámica, a la par que ventila los frenos para mantener el rendimiento. Y las ruedas proporcionan el equilibrio perfecto entre aerodinámica, evacuación de calor y ligereza. Por su parte, la zaga cuenta con un spoiler de doble capa que le aporta rendimiento aerodinámico, garantiza que el flujo de aire sea regular y minimiza las turbulencias, además de dejar patentes sus cualidades dinámicas y de rendimiento.

En el interior, el sistema de propulsión 100% eléctrico permite maximizar el espacio y ofrecer una experiencia de conducción completamente nueva. El habitáculo presenta una forma escultural que aporta sensación de ligereza y flotabilidad, pero también incluye avances tecnológicos, como el cuadro de mandos digital, con una pantalla de infoentretenimiento y conectividad de 10″ situada en el centro del salpicadero. Y una vez dentro, la atención recae inmediatamente sobre el conductor, al que se dirigen todas las líneas del salpicadero.

El espacio ya no es un lujo dentro del habitáculo y, gracias a la amplitud de las proporciones del interior, todos los ocupantes disfrutan de un mayor espacio para relajarse en sus cómodos asientos. Estas dimensiones también se utilizan para maximizar el carácter práctico y funcional del vehículo. Mientras que el espacio de almacenamiento es también mayor, prueba de ello es la posibilidad de guardar una bolsa entre los dos asientos delanteros.

Por otro lado, incluye un sistema avanzado de gestión térmica para maximizar la autonomía del vehículo en las condiciones ambientales más extremas. La bomba de calor del vehículo puede reducir el consumo de calefacción eléctrica y ahorrar hasta 60 km de autonomía, una función muy útil en países donde se dan bajas temperaturas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies