Toyota pone a examen el GR Supra GT4 Concept

 

La firma japonesa presenta a nivel mundial su prototipo GR Supra GT4 en el Salón de Ginebra. Se trata de un estudio de diseño e ingeniería que explora cómo la quinta generación del legendario deportivo, desvelada recientemente, podría desarrollarse para la competición, en concreto para la GT4. Una de las categorías automovilísticas que más rápido están creciendo en el mundo, con competiciones nacionales y regionales en Europa, Norteamérica, Asia y Oceanía. Creada en 2006 y aprobada por la FIA, está diseñada para ser una competición con una buena relación calidad-precio, pensada para pilotos tanto profesionales como amateurs y como una potencial puerta de entrada a la GT3. Aunque, este prototipo desarrollado por Gazzo Racing y antes de tomar decisiones sobre su futuro desarrollo de una versión comercializable, la marca nipona valorará el interés que muestren los posibles clientes en el prototipo en eventos como en la actual muestra helvética.

El nuevo GR Supra presenta una serie de cualidades esenciales que lo convierten en una propuesta muy convincente para la competición en categoría GT4, con un chasis perfectamente equilibrado, un habitáculo biplaza, una elevada rigidez y un peso muy reducido, además de tracción a las ruedas posteriores y un bajísimo centro de gravedad. La combinación de una distancia entre ejes reducida y un ancho de vía muy amplio le confiere la “divina proporción” de 1,55, ideal para una estabilidad y una agilidad excelentes, bazas de gran valor en una competición cuyo reglamento aplica un cálculo de equilibrio del rendimiento – ajustando el peso en función de la potencia del motor – para asegurar la igualdad de condiciones entre los competidores.

 

Este nuevo prototipo, se reconoce al instante como un Supra. Mantiene las formas de la versión de carretera, pero con una mayor longitud y menor peso. Se ha agregado un difusor delantero y un alerón trasero especialmente diseñados para GR Supra GT4 Concept con el objetivo de mejorar el flujo de aire alrededor de la carrocería, reduciendo la resistencia y optimizando la carga aerodinámica. Ambos elementos se construyen utilizando materiales compuestos de fibras naturales como el cáñamo y el lino, reemplazando la fibra de carbono tradicional para reducir el impacto en el medio ambiente. Las llantas de aleación originales han sido reemplazadas por unas de competición OZ, de cinco orificios y en medida 11 x 18. Mientras que el diseño de las suspensiones, tipo MacPherson delante y multibrazo detrás, también se ha mantenido, pero con la incorporación de resortes, amortiguadores y barras estabilizadoras de competición. La gran potencia de deceleración necesaria para la competición se consigue gracias a los frenos Brembo de alto rendimiento.

Y bajo el capó, conserva el motor de gasolina de 3.0 litros y seis cilindros en línea con un único turbocompresor y en combinación con una transmisión automática, aunque su rendimiento (sin definir) aumenta gracias a una ECU de competición y unos mazos de cable personalizados. También cuenta con ejes de transmisión y diferencial de deslizamiento limitado desarrollados directamente en la competición. En cuanto al habitáculo, sólo con lo necesario, cuenta con jaula antivuelco de gran resistencia, extintor y asiento de competición OMP homologado por la FIA. El prototipo va equipado asimismo con un depósito de combustible específico de competición y un sistema de repostaje rápido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies