Audi ahorra casi 110 millones de euros en 2018 por iniciativas de sus trabajadores

 

En 2018, los empleados de presentaron más de 25.000 ideas y la compañía implementó, aproximadamente, 13.500 sugerencias para mejorar. El año pasado, la marca de los cuatro aros ahorró 109,1 millones de euros en las plantas de Ingolstadt y Neckarsulm. Los empleados recibieron un total de 8,1 millones de euros en incentivos por los beneficios de las sugerencias implementadas. Y es que confía en la rapidez y en la eficiencia de los procesos para la gestión de ideas. Los expertos de los departamentos especializados examinan las sugerencias de los empleados de manera descentralizada y deciden directamente sobre su implementación. Y una herramienta online informa a los empleados sobre el progreso realizado en este proceso, lo que garantiza la máxima transparencia, mientras que una agencia interna asesora a los empleados.

“Cada trabajador puede contribuir al programa Ideas. De esta manera, no solo ayudan a que se adapte al futuro, sino que también participan directamente a la hora de lograr una compañía mejor, más eficiente y mas sostenible”, declara Marcus Schulte, Director de la Agencia Ideas. Klaus Mittermaier, Presidente del Comité de Empresa de AUDI AG, subraya: “Nuestra plantilla también debe beneficiarse personalmente de sus sugerencias de mejoras. Esto es muy importante para nosotros, porque las ideas de nuestros empleados son importantes para el éxito sostenible de Audi. Por este motivo, la compañía debe recompensar este compromiso excepcional de forma consecuente”. Esto se logra otorgando a los empleados bonos por las ideas implementadas: más de 8 millones de euros solo en 2018.

Tres ideas ejemplifican la variedad y, en algunos casos, el gran potencial de las sugerencias de mejora. Dos empleados de Neckarsulm, cuyo trabajo es pintar automóviles con pintura especial, han permitido reducir significativamente la cantidad de pintura utilizada mediante un sistema de pedidos más eficiente. Con alrededor de 1.100 coches pintados cada año utilizando estos colores especiales, ahorra alrededor de 280.000 euros como resultado de la implementación de esta medida. Otro ejemplo llegado de la producción en Neckarsulm es que en el pasado, las etiquetas de códigos de barras tenían que ser pegadas en componentes plásticos porque la tecnología anterior de lectura de códigos de barras solo podía leer imágenes en blanco y negro. La idea de un empleado del departamento de planificación fue utilizar una cámara especial capaz de leer el código ya marcado directamente en el molde de inyección, lo que elimina la necesidad de etiquetas adicionales, consiguiendo ahorros de alrededor de 21.000 euros anuales. Y el fabricante de automóviles ahorra aproximadamente 40.000 euros al año gracias a la idea de tres empleados en el taller de carrocerías en Ingolstadt. Sugirieron conectar un chorro de aire al cabezal de soldadura láser de un robot que suelda dos elementos del portón trasero del Q2, reduciendo así la cantidad de residuos producidos durante la soldadura. En el futuro, los empleados de ya no tendrán que limpiar las piezas del portón trasero a mano, al eliminarse esta etapa del proceso. Además, ya no necesitan paños de limpieza para ese fin.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies