Las ventas de turismos y todoterreno caen un 8% en enero

 

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de enero descendieron un 8% respecto del mismo periodo del año pasado, hasta las 93.546 unidades, con los mismos días laborables que en enero de 2018. De este modo, ya son cinco meses consecutivos de caída de las ventas en este segmento, un fenómeno que no se registraba desde los años de la crisis.

Todos los canales caen si bien es el canal de particulares, el principal responsable de este descenso de las entregas, con un 9,6% de reducción de las ventas en enero y 47.244 unidades. La incertidumbre y la confusión que se está generando entre los clientes, con los sucesivos anuncios de prohibiciones y restricciones, sumado a las perspectivas económicas negativas, están paralizando el mercado. También las empresas redujeron sus adquisiciones de vehículos en un 5,5%, hasta las 31.374 unidades. Y las flotas no han compensado las menores ventas a particulares como han hecho en otros meses anteriores, porque las expectativas económicas se están resintiendo y los seminuevos están perdiendo valor residual. Mientras que el segmento de los alquiladores también se registraron menores comercializaciones, con una caída del 8%, hasta las 14.928 unidades.

Para el presidente de Aniacam, Germán López Madrid: “2019 rompe la tendencia alcista iniciada en 2014, año a partir del cual el crecimiento, tanto del mes de enero como del cierre del año, ha sido continuado”. Pero el gran problema reside, en palabras de Germán López Madrid, en la caída que está teniendo el diésel, que este mes se cifra en un -30%, lo que significa que la incertidumbre de los que va a pasar con este combustible, está sin duda retrasando las ventas, sobre todo, las ventas a particulares, ya que existe un desconcierto que impide tomar una decisión sobre la opción de compra, alargando la vida de los vehículos diesel, en tanto en cuanto no se aclare la situación e este carburante.

Quizá también, agrega el presidente de Aniacam: “La situación española, con unos presupuestos que están pendientes de aprobarse y unos anuncios de posible adelanto de las elecciones generales, junto al horizonte de las elecciones autonómicas y locales, hace que pueda haber un retraimiento en el comprador a la hora del cambio de su vehículo. Ambas cosas, la incertidumbre de los carburantes y esta situación,  han podido ser la causa de este descenso de enero”. A lo que añade, “existe un crecimiento del 10% en los vehículos con motor de gasolina y de un 50% en los automóviles eléctricos, aunque este 50% no representa una gran cantidad en términos absolutos, ya que se parte de cantidades muy pequeñas.

También, en palabras del presidente de Aniacam, Germán López Madrid, “habría que aclarar la situación de los combustibles para tranquilizar al mercado, pues el horizonte de 2.040 está muy lejano y aunque hay que ir a una electrificación total, no cabe duda de que hay que hacerlo de forma paulatina pero sin pausa y para ello, quizá la primera alternativa de descarbonización durante los próximos 10 años sea el diésel, con un crecimiento continuo de los eléctricos que, a medida que aumenten sus volúmenes, irán reduciendo progresivamente los precios, haciéndolos más accesibles a todas la economías”.

Para terminar comentando que, “un buen plan de ayudas por parte de la Administración para los vehículos eléctricos e incluso, para los modernos diésel que no contaminan en óxidos de nitrógeno y disminuyen la huella de carbono, sería deseable para los próximos dos años y sobre todo tranquilizar a la población, advirtiéndoles que el horizonte de 2.040 se puede  alcanzar, pero que no hay que hacerlo hoy, sino trabajar desde hoy”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies