Abarth celebra su 70 cumpleaños con la gama “70th Anniversary”

 

Transformar lo ordinario en algo extraordinario. Esta es la misión de la marca con el logo del Escorpión, que siempre ha sido sinónimo de prestaciones y estilo italiano en sus 70 años de historia. Una política empresarial con la que no le va nada mal, el año pasado estableció un nuevo récord de ventas en Europa, con casi 23.500 vehículos matriculados y un crecimiento del 36,5 % (de los que 1.450 lo hicieron en España, lo que supone un 26,6 % más que en 2017). Pero además de la buena marcha en lo comercial, el pasado ejercicio también fue de récord en el plano deportivo: el 124 rally dominó la clase R-GT con más de 40 victorias en 12 campeonatos nacionales y gano el campeonato europeo R-GT y la Copa del Mundo FIA R-GT. Por ello y para celebrar el 70 aniversario, el fabricante transalpino lanza las nuevas versiones “70th Anniversary” en sus modelos 595 y 124 spider, con un logo especial en su exterior que hará que todos los vehículos matriculados en 2019 sean únicos y exclusivos. Novedades que fueron presentadas con motivo del pasado de Montecarlo, el más famoso y con más tradición del mundo y, donde vehículos de la marca creada por Carlo han destacado en más de alguna ocasión, como en la memorable victoria de Walter Röhrl en 1980 al volante de un 131 Rally.

No es casualidad que las carreras siempre hayan sido un elemento esencial en la historia y en el presente de Abarth. El mundo de las carreras y de los rallyes es un exigente campo de prueba donde se ensayan todas las soluciones tecnológicas innovadoras en las condiciones más adversas antes de pasar a los modelos “de calle” para ofrecer lo mejor en términos de prestaciones, seguridad y fiabilidad. Esta es una prerrogativa de la que muy pocos fabricantes pueden presumir. Ahora la nueva gama 595 se reconoce de inmediato por el logo “70th Anniversary” y representa la evolución del icono de la marca expresado por diferentes niveles de potencia, desde 145 a 180 CV, y motores Euro 6D-Temp, que responden a las necesidades de cada cliente. Mientras que las versiones Competizione y Turismo de la gama expresan las dos almas de Abarth: prestaciones y estilo. El 595 Competizione con sus 180 CV está diseñado para los fanáticos de las prestaciones deportivas con una mentalidad de carreras sin adulterar. E incluye de serie el innovador Uconnect con pantalla táctil de 7″ HD y Telemetry, preparado para CarPlay y compatible con Android AutoTM. Otros contenidos de serie característicos son el sistema de frenos Brembo, los asientos de carreras Sabelt y el escape Record Monza con una válvula activa controlada por un botón “Sport”. Al pulsar el botón Sport se abre la válvula de escape y el ruido del motor se vuelve más profundo y agresivo.

 

En cuanto al 595 Turismo se ha diseñado para conductores que consideran que la comodidad es esencial incluso en un automóvil de altas prestaciones capaz de desarrollar 165 CV. Y ahora adopta de serie del Uconnect 7″ HD con navegador por satélite para una mayor comodidad al viajar, que está preparado para CarPlay y es compatible con Android AutoTM. Y por dentro, se ha mejorado con el nuevo Pack Urban, que incluye sensores de aparcamiento, sensor de lluvia y sensor de luz: contenidos destinados a hacer que la conducción diaria sea más fácil y menos estresante. La otra opción es la variante de 145 CV.

Por otro lado, el logo “70th Anniversary” también destacará en la carrocería del 124 spider, el 124 y el 124 Turismo. Con sus contenidos de serie especiales, los dos spider se han desarrollado en colaboración con el Racing Team y cada uno representa el máximo placer de conducción y dinamismo de un auténtico descapotable. El diferencial autoblocante mecánico, auténtica prerrogativa de los coches deportivos, es de serie en el 124 spider para mejorar las cualidades dinámicas y la personalidad de carreras del descapotable con el emblema del Escorpión. Bajo el capó palpita un potente y fiable motor 1.4 turboalimentado de cuatro cilindros con tecnología MultiAir. Desarrolla 170 CV. Tiene una velocidad máxima de 232 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Además, dado que el sonido del motor es un elemento fundamental de todos los automóviles Abarth, el equipamiento de serie incluye el escape Record Monza con sistema Dual Mode que modifica la trayectoria de los gases de escape según la presión, garantizando el par lineal y el suministro de potencia, generando un rugido profundo y gratificante al mismo tiempo. La suspensión es de cuadrilátero alto delante y multilink de cinco brazos detrás. La configuración está calibrada para aumentar la estabilidad en curva y al frenar, y el sistema de dirección asistida cuenta con una calibración deportiva específica.

Equipado con una serie de dispositivos de seguridad avanzada, tanto activa como pasiva, que incluyen ABS con EBD (este último distribuye la fuerza de frenado entre los ejes delantero y trasero para minimizar la distancia de frenado y garantizar la actitud correcta en todas las condiciones de carga) y ESC para un control óptimo del vehículo en todas las condiciones de marcha, especialmente en las más extremas. El funcionamiento del ESC se puede minimizar o desactivar por completo cuando se conduce en un circuito de carreras para aprovechar al máximo el equilibrio excepcional y las capacidades dinámicas del 124 spider.

 

Por dentro, el vehículo cuenta con asientos de piel cómodos y envolventes que mantienen al conductor en la posición ideal, tan baja y echada hacia atrás como sea posible, para poder percibir todos los movimientos laterales del coche. Además, los controles se ajustan perfectamente a la configuración deportiva del automóvil: la posición de los pedales, el volante vertical y la palanca de cambios corta transmiten una experiencia de conducción apasionante. El salpicadero cuenta con un gran tacómetro con fondo rojo dispuesto en posición central frente al conductor y un sistema de arranque sin llave. Y todo se completa con la excelente insonorización que proporciona el parabrisas y la ventanilla trasera, que amortiguan el ruido, y la capota blanda de doble capa que se puede abrir y cerrar en pocos segundos con una mano desde el asiento del conductor.

Finalmente, la paleta de colores incluye los tonos “Blanco Turini 1975” y “Rojo 1972” y los colores metalizados “Negro San Marino 1972”, “Azul Hessen 1972” y “Gris Alpi Orientali 1974”. Nombres que se han elegido para evocar las victorias de la marca en las carreras de rallies.

1949-2019: fechas clave en la historia de Abarth.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies