BMW X5, sello de madurez

 

La filial española de acaba de presentar por tierras de el nuevo X5, lo que supone también el inicio de su comercialización en el mercado español. Un modelo que, cuando vio la luz por primera vez en 1999, nacía como respuesta al ML (ahora GLE) dentro del segmento de los Sports Activity Vehicle, inexplorado hasta entonces por la firma alemana. Posteriormente y poco a poco, la familia X se ha ido ampliando, cubriendo casi todas las exigencias de sus potenciales clientes. Y ahora, uno de los fundadores de este segmento premium de tracción total y todo un líder mundial (con más de 2,1 millones de unidades vendidas) llega a su cuarta generación, logrando establecer nuevos listones de referencia por su expresivo diseño, la espaciosidad y el lujo de su habitáculo, su moderna versatilidad y tecnología de vanguardia y, por el placer que significa estar a sus mandos y conducirlo de manera eficiente.

Modelo que sustituye al que estaba a la venta desde finales de 2013, se presenta con 4,92 metros de longitud (36 mm más largo que su antecesor) siendo también más ancho y más alto. A lo que hay que sumar una mayor distancia entre ejes (+ 42 mm) llegando a los casi 3 metros, que se traduce en una mejor habitabilidad en sus versiones de 5 y 7 plazas y, un maletero con una capacidad de 645 litros (con un máximo de 1.860 litros) al que se accede a través de un portón de accionamiento eléctrico que está dividido en dos partes, una superior que se abre hacia arriba y una inferior que se abre hacia abajo. Fabricado en Spartanburg (Carolina del Sur, EE.UU.) donde también se gestiona la producción de los X3, X4, X6 y del también nuevo X7, el patriarca de está familia de modelos X tendrá como principales rivales a los Q7, Discovery y XC90, entre otros.

Disponible con tres líneas de acabado (Base, M Sport y X Line) con tracción total xDrive de orientación al eje trasero como estándar, por primera vez cuenta con la opción del paquete Off-Road con el diferencial trasero activo y la elección de cuatro modos de conducción, que con solo tocar un botón se ajusta la altura del conjunto y las respuestas de los sistemas xDrive, DSC, caja de cambios y de la gestión del acelerador para disponer de una configuración óptima en conducción sobre arena, rocas, grava o nieve. Inicialmente estará disponible por un precio de 72.800 euros con un motor de gasolina de seis cilindros con 340 caballos (xDrive40i) y dos de ciclo Diesel, también de seis cilindros, uno con una potencia de 265 caballos (xDrive30d) y un precio de 76.000 euros y otro con 400 caballos (M50d) por 111.900 euros. Y en todos los casos, asociados a una revisada transmisión Steptronic de ocho velocidades.

 

Estéticamente, la característica más llamativa de la parte delantera es la gran parrilla de riñón envolvente de una sola pieza. Equipa de serie faros LED, mientras que el sistema de luces láser de con faros LED adaptativos se ofrece como opción para optimizar la función de la luz larga. Y la característica línea en los flancos del automóvil, que se eleva en la puerta trasera, es clave en la moderna apariencia del nuevo X5. También definen al coche sus hombros, increíblemente protuberantes, que fluyen hacia las luces traseras (también LED), que se extienden por los flancos, mientras que el diseño tridimensional de sus cubiertas de vidrio da a estas ópticas un contorno esculpido y técnico. Por su parte, las variantes xLine y M Sport presumen de características distintivas en el diseño interior y exterior. Las llantas de aleación de 22 pulgadas estarán disponibles (como opción) por primera vez para un modelo de la marca alemana. Y el nuevo X5 también estará disponible desde su lanzamiento con opciones específicas para este modelo de Individual.

Una vez dentro del nuevo modelo, la clara disposición del panel de instrumentos y la consola central irradian sensación de espacio. La posición de asiento elevada, un nuevo diseño del panel de instrumentos y la pantalla de control, y el vanguardista concepto de visualización y control, optimizan la capacidad del conductor para mantener el control sobre el vehículo. Los ocupantes delanteros y traseros disfrutan de amplio espacio en un ambiente exclusivo. Los materiales interiores, cuidadosamente seleccionados, incluyen el nuevo acabado Vernasca para la tapicería estándar de cuero. Otros nuevos elementos diseñados para maximizar el bienestar a bordo son los asientos multifuncionales, portavasos refrigerados/calefactados, techo panorámico de cristal Sky Lounge, iluminación interior dinámica, sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond (desde diciembre de 2018), sistema profesional de entretenimiento para el asiento trasero con pantalla táctil de 10,2 pulgadas (desde diciembre de 2018) y aplicaciones de vidrio para controles seleccionados. Y el respaldo del asiento trasero se puede plegar en configuración 40:20:40, aumentando la capacidad del maletero de 645 litros a un máximo de 1.860 litros. Además y como opción (desde diciembre de 2018) la tercera fila de asientos para dos pasajeros adicionales.

 

El nuevo sistema xDrive también ofrece una configuración de propulsión orientada al eje trasero, para esas ocasiones en las que el conductor adopta un estilo particularmente dinámico al volante. El bloqueo del diferencial trasero con control electrónico (disponible en conjunción con la línea de equipamiento M Sport o el paquete Off-Road), da un toque aún más deportivo al comportamiento del coche. Al limitar las velocidades de rotación de las ruedas interiores y exteriores en las curvas, es capaz de optimizar la transferencia de potencia a la carretera en superficies que ofrecen diferentes niveles de adherencia.

También una gran cantidad de sistemas que actúan en el chasis realizan optimizaciones estratégicas y cuidadosamente evaluadas del rendimiento fuera de la carretera, la destreza deportiva y la comodidad del nuevo X5. Este SAV viene de serie con un control dinámico de la suspensión, mientras que la suspensión adaptiva M Professional, con estabilización de balanceo activo y dirección activa integral (que hace su debut en un modelo de X), permiten una conducción extremadamente ágil. La suspensión neumática en ambos ejes se adapta a cualquier persona que busque una mayor comodidad de conducción y también permite elevar la altura al suelo del vehículo hasta 80 milímetros, con solo tocar un botón o a través de la llave con pantalla BMW.

Además, el abanico de sistemas de asistencia al conductor disponibles es más extenso que nunca. Entre ellos se encuentran el control de crucero activo con función Stop & Go, asistente de control de dirección y carril, advertencia de cambio de carril y advertencia de salida de carril, asistente de cambio de carril, asistente de mantenimiento de carril, asistente con protección contra colisión lateral y ayuda de evasión, advertencia en cruces, advertencia de prioridad y advertencia de dirección prohibida. El asistente de aparcamiento actúa, ahora, sobre el acelerador, los frenos y la dirección. Otra novedad es el asistente de parada de emergencia, que lleva el automóvil a detenerse de manera segura si ocurre una emergencia médica. Y otro progreso de hacia la conducción autónoma procede del asistente de marcha atrás. Este sistema se encarga de maniobrar el vehículo a lo largo de un camino recientemente hecho hacia adelante. Gracias a él, dar marcha atrás en una distancia de hasta 80 metros es una tarea particularmente cómoda en el nuevo modelo.

 

Y para terminar, también es de serie el nuevo concepto de visualización y control con sistema operativo 7.0 de (que debuta en esta última generación del X5) se centra en la optimización del control de la atención. Con su presentación y estructuración claras, además de las pantallas configurables y personalizadas, está preparado para proporcionar a los conductores la información correcta en el momento adecuado. En su aplicación estándar incluye un grupo de instrumentos y una pantalla de control (ambas de 12,3 pulgadas), que presentan la información de forma digital y con un diseño consistente. La interacción multimodal permite al conductor utilizar los botones del volante, el controlador iDrive, la pantalla táctil, el control de voz o el control gestual de BMW; como prefiera. Del mismo modo, el aún más desarrollado Head-Up Display ofrece una superficie de proyección más grande (ahora mide 7 × 3,5 pulgadas), así como una nueva visualización de contenido y gráficos optimizados. El asistente de movilidad personal Connected está disponible para proporcionar conectividad sin fisuras entre el automóvil y los dispositivos digitales. Y es el primer modelo de la marca que se puede abrir con la llave digital de a través de un teléfono inteligente.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies