Audi Q3, el SUV compacto se hace mayor

 

Desde su lanzamiento al mercado en otoño de 2011, el Q3 ha sido uno de los bestsellers de la marca alemana. Pero como todo es mejorable, ahora la firma de los cuatro aros ha dado a conocer los primeros detalles de lo que será la segunda generación de este SUV familiar fabricado en la planta española de Martorell (Barcelona), donde el carácter premium del nuevo Q3 es evidente a simple vista y donde los diseñadores de han refinado a fondo el trazado de líneas de estilo coupé con el característico portón del maletero envolvente. También las líneas horizontales dominantes realzan en el frontal y en la zaga el efecto de anchura y aportan expresividad al diseño del modelo. Ubicado entre el Q2 y Q5, llega para competir con modelos como: XC40, X1, Mercedes-Benz GLA o Evoque. Con un precio aun por definir, llegará al mercado a finales de año.

Desarrollado sobre la plataforma modular transversal del Grupo Volkswagen, ha crecido en prácticamente todas sus dimensiones y se posiciona en la zona superior del segmento de los SUV compactos: mide 4, 485 metros de largo (97 mm más que su predecesor) es más ancho y 5 mm más bajo que el actual. También, su distancia entre ejes aumenta en 77 mm hasta llegar a los 2.680 mm, lo que proporciona más amplitud, espacio para las piernas, para la cabeza y una anchura entre codos aún mayor. Y a ello hay que sumar y en función de la posición de los asientos traseros y sus respaldos, un volumen del maletero varía entre 530 y 675 litros, cifras que pueden aumentar hasta los 1.525 litros con respaldos abatidos y al que se accede a través de un portón de apertura eléctrica y, combinado con la llave de confort, además se puede abrir y cerrar con un movimiento del pie.

 

Con varias posibilidades para personalizarlo en su exterior, incluida la terminación S line, en el interior ofrece además tres niveles de acabado: básica, design selection y S line. Mientras que con la función de control electrónico de descenso de pendientes y la posibilidad (según versión) de tracción a las ruedas delanteras o total quattro, para animarlo y desde un principio, estará disponible con cuatro motores de cuatro cilindros turboalimentados: tres de gasolina (TFSI) y uno Diesel (TDI), con potencias que abarcaran entre 150 y 230 caballos. Mecánicas que irán asociadas a una transmisión manual de seis velocidades o automática de tipo S tronic de siete relaciones.

El nuevo Q3 tiene una imagen mucho más deportiva que su predecesor. La parrilla Singleframe con diseño octogonal y las grandes tomas de aire laterales caracterizan a una masculina parte frontal. La parrilla del radiador, con su llamativo marco, está dividida por ocho barras verticales, reflejando su carácter SUV. Los estilizados grupos ópticos se perfilan hacia dentro con forma de cuña. los ofrece en tres versiones, todas ellas con tecnología LED. La opción más avanzada son los faros Matrix LED que, con su luz adaptativa de largo alcance, iluminan inteligentemente la carretera.

En la vista lateral destaca la imagen simétrica que crean los faros delanteros y los traseros. La línea de hombros los conecta estéticamente y proporciona una impresión general atlética, con musculosos pasos de rueda. Su contorno está inspirado en el ADN quattro de y hace que este SUV parezca aún más ancho. Las molduras con color de contraste en los pasos de rueda realzan su imagen de todoterreno. En combinación con un largo spoiler en el borde del techo, que también rodea la parte lateral de la luneta, los pilares D ligeramente inclinados crean una sensación de impulso hacia delante. También, los clientes del nuevo Q3 tienen muchas posibilidades para personalizar su coche. Entre ellas, un contraste en la parte inferior de la carrocería en color oscuro, que acentúa aún más la imagen SUV. Con el paquete S line exterior, los paragolpes, las molduras laterales y el difusor reciben una terminación decididamente deportiva. Y hay disponible una gama de once colores de pintura.

 

El interior es una continuación del diseño exterior y, en muchos aspectos, recuerda al de los modelos de segmentos superiores de la marca. El salpicadero está dividido en dos niveles: la parte superior aloja las salidas de ventilación; la parte inferior presenta una gran superficie octogonal con apariencia black panel. La instrumentación es una interpretación de la parrilla Singleframe y está enmarcada por una ancha tira cromada. Y un acabado negro brillante rodea al elemento central del nuevo concepto de manejo: la pantalla MMI touch. Al igual que los controles del aire acondicionado en la parte inferior, está orientado 10 grados hacia el conductor. El módulo para las funciones de iluminación, que reemplaza al control rotativo del modelo anterior, está ubicado en el salpicadero, a la izquierda del volante. Todas las pantallas, botones y controles están situados ergonómicamente.

Audi también ha desarrollado y como ya hemos comentado, un nuevo concepto para los colores y materiales. Los clientes del Q3 pueden elegir entre tres variantes: la versión básica, el paquete design selection y el paquete interior S line. Los dos últimos incluyen asientos deportivos, opcionalmente tapizados con una combinación de cuero natural/sintético y Alcantara. La superficie de Alcantara para el salpicadero y los apoyabrazos de las puertas son una nueva opción de personalización. Están disponibles en tres colores, incluido el naranja bold. Y en la oscuridad, el paquete de luces ambientales y de contorno, de serie con design selection, dibuja un contorno iluminado en la consola central y las puertas. Se puede elegir entre una gran variedad de colores y también ilumina el espacio para almacenamiento bajo el salpicadero, así como el logo quattro sobre la guantera, o bien los aros de en las versiones de tracción delantera. Otras opciones exclusivas son el climatizador de dos zonas, la calefacción auxiliar, el volante con calefacción y el techo solar panorámico.

Los conceptos de manejo y monitorización de este SUV familiar se han concebido partiendo desde cero. apuesta decididamente por la digitalización frente a los instrumentos analógicos. De serie, se incluye una pantalla digital de 26 cm (10,25 pulgadas), que el conductor maneja mediante el volante multifunción. Con el MMI radio plus, que incluye la pantalla táctil MMI touch de 22,3 cm (8,8 pulgadas) en el centro del salpicadero, los clientes pueden mejorar la instrumentación con las funciones adicionales del virtual cockpit, disponible como opción. Incorpora, por ejemplo, las funciones del MMI, la velocidad y el régimen del motor, así como información de la pista de música o de los servicios de connect. Si los clientes incluyen la navegación, esta pantalla también muestra los mapas. El conductor puede configurar el monitor de acuerdo a sus preferencias, y tiene todos los datos directamente en su campo de visión. Con el equipamiento máximo MMI Navegación plus, esta pantalla pasa a medir 25,7 cm (10,1 pulgadas) de diagonal. La pantalla del virtual cockpit es de 26 cm (10,25 pulgadas) y el cliente tiene la opción de aumentarla a la versión con una diagonal de 31,2 cm (12,3 pulgadas), pudiendo elegir entre tres diferentes vistas de esta pantalla, incluida una nueva configuración deportiva.

Además, el Q3 con MMI Navegación plus también tiene la función de control por voz con reconocimiento del lenguaje natural, apto para expresiones estructuradas libremente. El avanzado control de diálogo puede hacer preguntas si resulta necesario, permite correcciones, ofrece alternativas y pausa la enunciación si se le interrumpe.

Conectado inteligentemente: infotainment y connect.

 

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies