Hyundai i20, más moderno, seguro y conectable

 

La firma surcoreana ha presentado una actualización de su modelo i20, que en su segunda generación ésta en el mercado desde mediados de 2015. Disponible con tres tipos de carrocerías: tres puertas (denominado Coupé), cinco puertas y un derivado de este último, el crossover Active; el popular modelo recibe ahora cambios en su aspecto exterior con la nueva parrilla en cascada característica de la marca, una zaga rediseñada y nuevos colores para una mejor personalización. Además, incorpora más equipamiento en los apartados de seguridad y conectividad, una dirección más precisa, una suspensión enfocada más hacía el confort y unos motores de gasolina más eficientes, mientras que la oferta Diesel desaparece. Y por primera vez en el i20, una caja de cambios automática de siete relaciones. Todo ello, con el objetivo de continuar siendo competitivo en el mercado del segmento B, donde cohabitan modelos como los Yaris, C3, 208, Mazda2, Ibiza, Baleno o Polo. A la venta en otoño con un precio aún por definir.

Fabricado en la planta turca Assan Otomotiv Sanayi (HAOS) con 4.035 mm de longitud y un maletero con 326 litros de capacidad, para moverlo se ofrece con tres motores de gasolina con el sistema Idle Stop and Go (ISG) de serie: El 1.0 T-GDI, disponible para toda la gama con dos rangos de potencia de 100 y 120 caballos, el primero asociado a un cambio manual de cinco velocidades, mientras que la versión más potente, a uno manual de seis marchas y como alternativa, a una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades. Es exclusivo para el de cinco puertas el motor 1,2 MPI de 84 caballos unido a un cambio manual de cinco velocidades y en la variante de tres puertas, estará disponible únicamente con el motor 1.0 T-GDI en su versión más potente de 120 caballos combinada con la transmisión manual de seis velocidades. En cuanto al i20 Active, únicamente con el de 100 caballos, asociado en este caso tanto al cambio manual de cinco velocidades como a la transmisión automática de doble embrague de 7 DCT.

 

 

 

Con un aspecto más fresco y moderno, el frontal de la versión de cinco puertas incorpora un parachoques rediseñado que incluye la parrilla en forma de cascada y la zaga del i20 de cinco puertas y de la versión Active también reciben un parachoques actualizado y combinación de luces, creando una apariencia más dinámica. También, el portón ha sido modificado para integrar la placa de matrícula. Y se remata el conjunto para la variante de cinco puertas con la incorporación de nuevas llantas de aleación de 15 y 16 pulgadas. Mientras que, de manera opcional, el i20 de cinco puertas puede incorporar techo panorámico. También los clientes pueden elegir entre diez colores distintivos para el exterior; los tres nuevos se denominan Tomato Red, Champion Blue y Clean Slate, los cuales se unen a los siete ya existentes: Passion Red, Aqua Sparkling, Cashmere Brown, Sleek Silver, Stardust, Polar White and Phantom Black.

En el interior, los clientes pueden elegir entre una amplia gama de colores para el interior, que enfatizan el look y carácter juvenil del nuevo modelo. El novedoso interior Blue presenta una banda azul encastrada que recorre toda la línea del salpicadero y los paneles de las puertas. Los también nuevos interiores Red Point y Blue Point, con colores interiores rojo o azul, permiten crear una apariencia interior más distintiva. Y como alternativa, se sigue ofreciéndose con los sofisticados Black o Greyish Blue. Además, los ocupantes del nuevo i20 también se benefician de una gran habitabilidad, sin que ello afecte a la capacidad de maletero, cuya capacidad es de 326 litros.

Por otro lado, la renovada gama i20 ofrece varios elementos de conectividad avanzada que se integran fácilmente con el teléfono inteligente del conductor, lo que mejora aún más el confort durante el trayecto. Para las versiones de entrada se ofrece ahora con un sistema de audio con pantalla monocromo de cinco pulgadas. El nuevo Audio Display de siete pulgadas, disponible ya desde el siguiente acabado, permite una conectividad sencilla: los clientes pueden realizar la función espejo o “mirroring” con sus teléfonos móviles a través de las aplicaciones CarPlay y Android Auto. Como resultado, los pasajeros pueden utilizar el sistema de navegación de sus teléfonos móviles inteligentes sin necesidad de tener un navegador integrado en el propio vehículo. Y está disponible también con el sistema de infoentretenimiento de siete pulgadas; éste integra navegación, multimedia y conectividad, compatible con AppleCarPlay y Android Auto, así como servicios Live Services.

 

También y para cumplir con los más altos estándares europeos, el nuevo i20 incluye los últimos asistentes de conducción y seguridad activa del SmartSense: El Avisador de cambio involuntario de carril (Lane Departure Warning System – LDWS) alerta al conductor con una señal visual y otra acústica, advirtiéndole de que el coche comienza a salirse de las líneas que delimitan el carril. Este sistema ayuda eficazmente a prevenir posibles colisiones con otros vehículos; El sistema de mantenimiento de carril (Lane Keeping Assist) alerta al conductor de una maniobra insegura, a partir de 60 km/h, monitorizando la posición del vehículo. El LDWS emite una alarma sonora antes de que el coche rebase la línea blanca, gris o azul de la carretera, así como las líneas del arcén, mientras que el LKA alerta al conductor acústica y visualmente, antes de inducir un cambio de dirección correctivo, para así devolver al conductor a una posición segura. Y el Sistema de prevención de colisión frontal (Forward Collision-Avoidance Assist – FCA) para ciudad y carretera, que actúa tanto en ciudad como en carretera, es un dispositivo disponible según el acabado en el nuevoi20. Este avanzado elemento de seguridad activa alerta al conductor en situaciones de emergencia y frena automáticamente el coche en caso de ser necesario. Usando la cámara frontal, el FCA opera en tres etapas: en la primera avisa al conductor con señales acústicas y sonoras; en la segunda toma el control del freno en caso de peligro de colisión; y en la tercera y última etapa aplica la máxima fuerza de frenado para evitar la colisión o minimizar el daño, si el impacto es inevitable.

Y para terminar, el Alerta de atención del conductor (Driver Attention Warning – DAW) un sistema para proteger al conductor que monitoriza los parámetros de éste, detectando cabeceos producidos por fatiga o sueño, lo que ayuda a prevenir posibles accidentes. El sistema también analiza varios signos del vehículo, como el ángulo del volante, la fuerza ejercida sobre el mismo, la posición del coche en la carretera y el tiempo de conducción. Adicionalmente, el conductor puede ajustar la sensibilidad del sistema. Si el dispositivo detecta parámetros de inactividad en la persona sentada frente a los mandos del vehículo, se emiten un sonido y se muestra un mensaje en el cuadro de instrumentos que alertan al propio conductor. Además del Asistente de luces largas (High Beam Assist – HBA) que, durante la noche, cuando el selector de la luz está en posición automática, el asistente de luces largas (High Beam Assist) detecta a los vehículos precedentes, así como a los que vienen por el carril contrario y, automáticamente, cambia a luces cortas. Esto reduce considerablemente los efectos de deslumbramiento a otros conductores. Cuando no se detectan más vehículos, el sistema vuelve a conectar las luces largas de manera automática, maximizando así el rango de visión del conductor.

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies