Alfa Romeo 4C, un guiño al pasado del “Cuore Sportivo”

 

Fruto de la experiencia acumulada con el modelo 8C Competizione, la marca italiana del Biscione ofrece a sus seguidores más racing el Alfa 4C. Biplaza superdeportivo de 3,99 metros de longitud que se fabrica en la planta de en Módena y que tiene en el Elise como su principal rival. Un automóvil que requiere un buen nivel de pilotaje, especialmente en curva, con reacciones muy rápidas y vivas, y con especial atención cuando el asfalto no está en buen estado. No admite errores cuando se abusa del acelerador y su ritmo de marcha esta muy por encima de la media de los mortales. Con un precio de 66.200 euros, solo se producen un máximo de 4.500 unidades al año, de las que solo mil se destinan al mercado europeo.

Con chasis en fibra de carbono, sin dirección asistida y con unas suspensiones muy duras y firmes, el único motor que lo mueve en posición central (detrás del habitáculo), es una evolución del que también ésta presente en la versión Quadrifoglio del Giulietta; Es decir, un cuatro cilindros de 1.750 c.c. con inyección directa y turbocompresor que rinde 241 caballos de potencia. Mecánica que va asociada a una innovadora transmisión automática de seis velocidades denominada TCT y que carece de palanca de cambios, sino unos botones situados en la consola central para elegir entre avance, marcado con un “1” retroceso “R” o punto muerto “N” y unas levas situadas tras el volante para cambiar los engranajes manualmente si no se usa en modo automático. Un conjunto que, si lo unimos a que el modelo pesa solo 995 kilos con conductor y líquidos, da una relación entre peso y potencia de 4,1 kg/CV, lo que se traduce en una aceleración que es mucho más elevada de la habitual en otros vehículos de potencia similar: de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y una velocidad máxima de 258 km/h., mientras que su consumo y siempre que busquemos una media de 120 km/h esta en torno los 8 litros cada 100 kilómetros para un depósito 40 litros.

 

Inspirado en el 33 Stradale, el 4C trasciende las formas de la carrocería con motor central de este legendario vehículo de carreras y sigue su tradición de prestaciones y ligereza con paneles de composite (SMC) que conforman su seductor diseño italiano, vistiendo su chasis monocasco de última generación de fibra de carbono y su motor turbo, todo de aluminio, de inyección directa. Mientras que su nombre nos recuerda la gran tradición deportiva de la marca: las siglas 8C y 6C distinguían en los años 1930 y 1940 a los vehículos de carreras y carretera equipados con potentes motores de ocho y seis cilindros, por lo que es un “guiño” los grandes del siglo pasado.

Estéticamente, cubre el “corazón latiente” de este superdeportivo una tapa trasera con tres extractores de calor, que se prolonga en su parte posterior con un alerón aerodinámicamente personalizado. Y es que a partir del motor es donde se originan todos los demás elementos de su diseño: dos formas musculares situadas sobre el capó trasero elevan la carrocería por encima de la línea de cintura del habitáculo con una gran fuerza visual. El paragolpes trasero y los pilotos redondos de LED se funden en las musculosas aletas traseras para mostrar una actitud poderosa e incorporando las dos grandes tomas de aire para refrigerar el citado propulsor. Y una zaga que es rematada con una doble salida de escape que resaltan aún más la actitud deportiva del 4C. Mientras que visto lateralmante, las tomas de aire esculpidas otorgan la forma muscular y dinámica que conduce con elegancia a los faros. También y partiendo del parabrisas y bajando por el capó, existen dos nervios que concluyen en la característica parrilla en forma de escudo y con el emblema Alfa Romeo. El conocido “trilobulado”, un aspecto importante del diseño distintivo de la firma italiana.

 

El interior se inspira en las carreras, especialmente diseñado solo con los componentes esenciales para una conducción exigente y dos asientos deportivos de estructura de composite con tapicería de piel de serie. Por otra parte, es un habitáculo orientado hacia el conductor, con pedales de aluminio y un volante deportivo de fondo plano de piel. Y para un aspecto más exclusivo, también resultan únicos los marcos de las salidas de ventilación en fibra de carbono. Aunque, el espíritu deportivo de la marca que transmite el modelo, no ésta en ningún momento reñido con el uso de la tecnología más avanzada, por lo que equipa una pantalla a color de 7 pulgadas (DID), que mantiene informado al conductor en todo momento de las incidencias del vehículo a través de gráficos de gran impacto y con el único objetivo de mantener al conductor atento a la carretera o al tramo del circuito que tiene delante.

También y con el “rugido” del motor a bajas revoluciones, solo en ese momento se puede disfrutar de una radio de alta calidad de la firma Alpine. Diseñada para los amantes de la música, este autorradio permite que el 4C brinde a sus pasajeros una calidad de sonido premium con conectividad y opciones multimedia diversas, incluyendo el teléfono manos libres Bluetooth, el streaming Bluetooth, puerto USB e interfaz para iPod y el CD/MP3. Además, la radio ofrece acceso a la HD Radio y SiriusXM Radio para una radiodifusión de audio de alta definición. Y tras el motor, el maletero, que se accede a través de su mismo portón y que tiene solo tiene 110 litros de capacidad, suficiente para una pequeña maleta de mano y algún otro objeto pequeño.

 

Por otro lado, y como en otros modelos Alfa, el selector DNA de la marca permite variar instantáneamente el nivel de prestaciones del 4C. Con cuatro modos, puede optimizar el motor, la transmisión, el diferencial electrónico Alfa Q2 y el calibrado del control electrónico de estabilidad (ESC) a los niveles requeridos por el conductor. Con un solo toque del selector DNA, se puede cambiar la dinámica de conducción en orden creciente de capacidad: “All-weather”, diseñado para garantizar el máximo control en condiciones climáticas adversas y permitir una respuesta suave del acelerador, una lógica de control especial del motor y de los frenos para que se adapte a la velocidad de la carretera y evitar el derrape; “Natural”, que permite viajar con gran comodidad y facilita una conducción suave con el cambio Alfa TCT; “Dynamic”, para una conducción más deportiva mediante un calibrado del sistema de propulsión más agresivo y una configuración menos intrusiva del ESC y “Race”, el modo deportivo más extremo, otorgando al conductor el control total del vehículo en carrera. Se desactivan el ESC y la regulación antideslizante (ASR) para permitir al conductor controlar la tracción a través del pedal del acelerador, mientras que el sistema de control del diferencial electrónico Alfa Q2 se mantiene activo para salir de las curvas más rápido.
También, según el modo seleccionado cambia el color del cuadro de instrumentos, que es una pantalla (rojo para “Dynamic”, gris para “Natural”, azul para “All Weather” y amarillo para “Race”). Y para lograr la máxima maniobrabilidad, el 4C está disponible con el Pack Track. Este paquete incluye amortiguadores de alto rendimiento con barras estabilizadoras delantera y trasera más grandes, llantas de aluminio forjado más grandes y con montaje alterno de 18 x 7 pulgadas (delante) y 19 x 8,5 pulgadas (detrás) con neumáticos opcionales P-Zero “AR Racing”, volante deportivo de fondo plano con aplicaciones de microfibra y marco del grupo de instrumentos de fibra de carbono, además de la disponibilidad de asientos deportivos de piel negra con aplicaciones de microfibra y costuras en contraste rojas o amarillas.

Y para pararlo, el sistema de frenos 4C está diseñado para su uso en carreras, cuando las frenadas resultan decisivas, incluso en las condiciones más exigentes. Por lo que para proporcionar la máxima potencia de frenado equipa cuatro discos autoventilados y perforados, y pinzas de aluminio de cuatro pistones Brembo en los delanteros y flotantes TRW en las traseras.

Florentino García


Ficha Técnica
Tipo de Carrocería: Coupé.
Número de puertas: 2.
Largo / ancho / alto (mm): 3.989 / 1.864 / 1.183
Motor: 1.750 c.c.
Potencia máxima: 241 CV.
Par máximo: 350 Nm.
Número de cilindros: 4 en línea.
Combustible: Gasolina.
Tracción: Trasera.
Caja de cambios: Automático, 6 velocidades.
Velocidad máxima (km/h): 258.
Aceleración 0-100 km/h (sg): 4,5.
Depósito de Combustible (litros): 40.
Consumo medio (l/100 km): 8,0.
Volumen del maletero (litros): 110.
Frenos delanteros (diámetro mm): Disco ventilado (305)
Frenos traseros (diámetro mm): Disco ventilados (292)
Neumáticos delanteros y traseros: 205/45 R17 y 235/40 R18
Precio: 66.200 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies