Santiago y cierra, España

 

Ha fallecido Santiago Martin Cantero y los aficionados al automovilismo tendríamos, como dice el épico grito de guerra, que cerrar España, … al menos un minuto. Un minuto para recordar la figura de Santi que se lleva muchas cosas en la mochila.

Se ha marchado, en un minuto, y se lleva la inteligencia de un extraordinario piloto, la sabiduría de uno de los mejores preparadores, la elegancia y el respeto por sus rivales. Se lleva las imágenes de sus intratables Simcas en montaña, los FL, los Seat 131, los Formula 1430, los BMW, los Cosworth o el inolvidable 600.
Todo se ha ido con él. Los viajes a Le Mans, a Mónaco, a Monza, a Spa, los interminables veranos corriendo una montaña cada fin de semana, los viajes con la furgo, los paseos por el paddock del Jarama. Se van los consejos, la empatía que despertabas en la gente, no conozco un solo reproche de aquellos a los que tendiste la mano, que fueron muchos.

Se van, en mi caso, más de cuarenta años comiendo juntos casi a diario, quemando las noches de Madrid entre Keeper y sevillanas. Se van las tertulias interminables de coches y carreras, los baños de JB en “Los Cantarillos”, punto de encuentro del automovilismo nacional. Esquina emblemática donde, por casualidad, igual te encontrabas a que a directivos de las marcas, preparadores, patrocinadores, federativos, periodistas y pilotos, siempre pilotos, muchos pilotos.

Santi era el epicentro, el catalizador, inagotable anfitrión para los que venían a verle desde fuera de Madrid, para los clásicos y los incondicionales: Genito, Victor Ordoñez, Goyo Diez, Miguel Ángel Zaragoza, Teo Martin, Isidoro Bajo, Alicio Romero, Miguel Arias, Antonio Peso, Bustillo, Pepe Rueda, Ridruejo, Chefo, Luengo, Pader, J.L.Delgado, Ayuso, Agustín, Semann… Los que ya no están: Aníbal Caro, Nano Solano, Paquito, Miguel, Fernando Medina, José Juan Pérez de Vargas…Perdón a los que no menciono pero son muchos años y muchos nombres a los que nos ha dejado huérfanos.

Sobre todo a José Luis Canal, entrañable amigo, que ha compartido con él tiempo y confidencias durante los últimos años, los últimos días y las últimas horas. Incluso después de la reciente jubilación formal de Santi, del cierre del taller SMC original, y de la salida de sus mejores alumnos Paco Romero y Manolo Beltrán.

Vete contento amigo, has vivido rodeado de gomas, alerones e inyecciones kulgenfiser, esas que solo tu entendías, y ya entregaste el “pase de oro” de SMC a tu hijo. Vete contento y orgulloso, solo nos quedó por hacer ese libro de historias de pilotos y de carreras que ya nunca escribiremos. DEP.

Pepe Martínez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies