Audi A7 Sportback, atractivo emocional

 

La firma de los cuatro aros no ha ahorrado esfuerzos a la hora de desarrollar la segunda generación del A7 Sportback. Un espacioso coupé de cuatro puertas, donde se combina el atractivo emocional y la deportividad con el confort de un sedán y las ventajas funcionales de un Avant. Sustituto del que está a la venta desde 2014 y que vio la luz por primera vez en 2010, se seguirá fabricado en la factoría de Neckarsulm, pero ahora con el nuevo lenguaje de diseño que la marca introdujo con el prototipo “Audi Prologue” que se presentó en 2014 durante el Salón de Los Ángeles, y que debutó en un modelo de producción en serie con el nuevo A8. De éste, hereda también varios elementos de asistencia a la conducción y equipamientos enfocados a la comodidad de abordo. En este sentido, los asientos traseros individuales (como alternativa se ofrece una configuración 2+1 con un sillón corrido de tres plazas) destacan ahora por un mayor espacio disponible. En cuanto a la carrocería, principalmente compuesta de aluminio y aceros de alta resistencia, es más ligera y está diseñada con los más altos valores en aero-acústica y aerodinámica. Sus principales rivales, Serie 6 Gran Coupe, Panamera, Mercedes-Benz CLS Coupé o Rapide S. A la venta en marzo, sus precios de partida son de 81.520 euros el Sportback 55 TFSI y de 76.860 euros el Sportback 50 TDI.

Con 4,97 metros de longitud, el volumen para equipajes bajo el gran portón trasero (que termina en un borde curvado que integra un spoiler que emerge automáticamente cuando se alcanza los 120 km/h.) es de 535 litros, cifra que aumenta a 1.390 litros al plegarse los respaldos traseros. De tracción a las cuatro ruedas y un sistema start-stop que ahora ha ampliado su rango de funcionamiento y se activa a 22 km/h, inicialmente estará solo disponible con dos motores de seis cilindros. Uno de gasolina, el 3.0 V6 TFSI turbo que ofrece una potencia de 340 CV. Mecánica que está asociada a una caja de cambios S tronic de siete velocidades y un conjunto con el que acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Mientras que el de ciclo Diesel se trata del 3.0 TDI, que rinde 286 CV, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y está ligado a un cambio tiptronic de ocho relaciones. Y el consumo de ambos, según el fabricante, es de solo 6,9 litros de combustible cada 100 km; en parte, a que equipa de serie la nueva tecnología mild-hybrid (MHEV) para ser más eficiente. Mas adelante, se añadirán a la oferta otros motores de gasolina y Diésel de cuatro y de seis cilindros, además de una versión eléctrica e-tron y 2019, el desembarco del RS7 Sportback.

 

Con grandes superficies, bordes afilados y líneas tensas, el A7 irradia dinamismo y progresividad desde cualquier ángulo. En el frontal, la parrilla Singleframe (más ancha y baja que la del A8), los estilizados grupos ópticos, las entradas de aire de contornos definidos y la parte delantera plana transmiten a primera vista la deportividad del Gran Turismo. Existen tres versiones para los grupos ópticos. Con las dos líneas de equipamiento intermedia y superior, la firma lumínica hace referencia a la digitalización, con 12 segmentos de luz adyacentes, separados por estrechos intervalos de espacio. La versión más alta de la gama son los faros HD Matrix LED con laser light.

La carrocería del A7 Sportback es una auténtica escultura, con un largo capó, una gran distancia entre ejes y cortos voladizos. Contornos pronunciados ponen de relieve las ruedas, que pueden ser hasta de 21 pulgadas de diámetro, y hacen referencia al ADN quattro de Audi. Estos genes determinan las proporciones del vehículo. La silueta queda caracterizada por la dinámica línea del techo, en claro descenso en su parte posterior. Y como en el modelo anterior, la trasera se estrecha de forma gradual, en un diseño que recuerda al de un yate. Además, una estilizada banda luminosa, elemento característico común en los modelos superiores de la gama Audi, une los dos grupos ópticos traseros, compuestos de 13 segmentos verticales. Cuando las puertas se bloquean o se desbloquean, las luces realizan una rápida secuencia que realza la dinámica del gran coupé. También el progresivo diseño exterior del nuevo A7 carece de elementos cromados. La gama incluye una selección de 15 colores de carrocería, ocho de ellos nuevos. El paquete exterior opcional S line personaliza aún más el diseño, con modificaciones en la parrilla del radiador y en las entradas de aire delanteras, las taloneras y los difusores delantero y trasero, con un diseño más prominente.

El interior sorprende con una atmósfera de salón futurista, y fusiona el diseño y la tecnología de una forma única. Su lenguaje de diseño se basa en el equilibrio entre calma y tensión. Las líneas horizontales y el elegante salpicadero proporcionan una espaciosa sensación de amplitud. La consola central está orientada hacia el conductor, subrayando el carácter deportivo del Gran Turismo. Cuatro valores clave caracterizan el concepto interior: progresividad, deportividad, intuición y sofisticación. Todos los materiales utilizados, ya sea en los tapizados o en las inserciones, acentúan el nuevo diseño, desde la versión base hasta las distintas opciones de design selection, el paquete deportivo S line y la particularmente sofisticada tapicería de piel Valcona. El paquete opcional de iluminación ambiental realza el contorno resaltando sutilmente el espacio.

 

La pantalla superior de 25,7 cm (10,1 pulgadas) en combinación con el MMI Navegación plus, está orientada hacia el conductor. Con su óptica de black panel y enmarcada en un cierre de aluminio en color gris grafito, se integra en el salpicadero hasta prácticamente desaparecer cuando está apagada. La interfaz de usuario aparece tan pronto como se abre el vehículo. En consonancia con el diseño interior, su apariencia es reducida y minimalista, de forma que todo el contenido de la pantalla puede visualizarse fácilmente.

El conductor controla el sistema de infotainment desde la pantalla superior. Montada sobre la consola asimétrica en el túnel central, la pantalla inferior de 21,8 cm (8,6 pulgadas) proporciona acceso al sistema de climatización, a funciones de confort y a la entrada de texto. Además, puede apoyar su muñeca en el ancho selector del cambio automático. Y ofrece en opción la instrumentación head-up display, que proyecta la información más importante en el parabrisas. El MMI Navegación plus también incluye la instrumentación virtual cockpit, con una pantalla de 31,2 cm (12,3 pulgadas).

Con su completa conectividad, el A7 está perfectamente equipado para viajes de largo recorrido. Ofrece a los clientes más opciones de confort, seguridad y personalización. El Gran Turismo cuenta con el mismo sistema de infotainment y las mismas posibilidades de conectividad que el A8. Y hasta siete conductores pueden almacenar sus preferencias en perfiles individuales, y es posible personalizar un total de 400 parámetros. Los servicios online de connect se han ampliado con funciones como el reconocimiento de señales de tráfico y la información de zonas de peligro, basadas en la tecnología Car-to-X, que utiliza la inteligencia colectiva de la flota de vehículos conectados con la nube. Además, equipa de serie el sistema MMI Navegación, y el MMI Navegación plus está disponible como opción. Existe una selección de hasta cuatro equipos de sonido. La versión superior, el Bang & Olufsen Advanced Sound System, también ofrece el fascinante sonido 3D para los pasajeros de las plazas posteriores.

 

Por otro lado, a través del botón AI, el conductor activa el AI remote parking pilot y el AI remote garage pilot, que estarán disponibles a lo largo de 2018. Estos sistemas maniobran de forma autónoma el A7 Sportback para entrar o salir de una plaza de aparcamiento o un garaje. El conductor puede salir del vehículo antes de activar la función a través de la aplicación myAudi en su smartphone. Para controlar la maniobra, el conductor debe mantener presionado el botón AI durante la misma. El controlador central de los sistemas de asistencia al conductor (zFAS) fusiona los datos que recibe de un avanzado conjunto de sensores para crear una imagen virtual del entorno. En función del nivel de equipamiento, puede contar hasta con cinco sensores de radar, cinco cámaras, 12 sensores de ultrasonidos y un escáner láser.

Junto a de los sistemas AI, el nuevo A7 Sportback cuenta con un total de 39 sistemas adicionales de asistencia al conductor, que se dividen en tres paquetes: el paquete AI (que se introducirá de forma gradual a lo largo de 2018), el paquete City con el nuevo crossing assist (asistente de cruce), y el paquete Tour. Este último incluye elementos como el asistente predictivo de eficiencia, que facilita un estilo de conducción orientado a reducir el consumo, y el adaptive driving assistant (ADA), un asistente a la conducción que complementa al control de crucero adaptativo (ACC) con intervenciones sobre la dirección para mantener el coche en el carril. Todos los sistemas de asistencia al conductor incorporan mecanismos de control.

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies