BMW X3, valor en alza

La firma alemana presentará de forma oficial en septiembre, en el próximo Salón del Automóvil de Frankfurt, la tercera generación del X3, modelo que llega para sustituir al que puso a la venta en 2010 y que posteriormente, en 2014, tuvo una profunda actualización. Un todoterreno que vio la luz por primera vez en 2003 cuando con este modelo creó el segmento de los Sport Activity Vehicles (SAV). Ahora y después de haberse producido un total de más de un millón y medio de unidades, es más grande y crece en tamaño hasta los 4,71 metros de longitud (4,66 metros el actual) lo que se traduce en un habitáculo más amplio; sin embargo, su peso es más ligero (hasta 55 kilos menos que su predecesor) y tampoco crece la capacidad de su maletero, que sigue establecido en los 550 litros. Con un precio a partir de 59.500 euros, se podrá a la venta en otoño.

Además, ofrece un equipamiento más generoso heredados del Serie 5 y adopta motores más potentes y efectivos. Eso sí, envuelto en un diseño claramente definido desde su gestación que le garantiza una presencia inconfundible y, a la vez, realza el carácter dinámico del vehículo y su típica connotación X. Por todo, un serio rival para modelos como los NX, F-Pace, XC60, Q5 o Mercedes-Benz GLC, entre otros… Con tres niveles de acabado: xLine, Luxury Line y M Sport; cuatro programas de conducción con tan solo pulsar el selector de reglaje personalizado Driving Experience: Eco Pro, Confort, Sport y Sport+ (este último sólo en los modelos 30i, 30d y X4 M40i) y todos de serie con la tracción total “xDrive” y una caja de cambios automática Steptronic optimizada de ocho marchas, en principio estará disponible con un motor de gasolina, el M40i (360 CV) y dos de ciclo Diesel, los xDrive20d (190 CV) y xDrive30d (262 CV). Todos asociados a una transmisión automática de ocho relaciones. Más adelante, en diciembre, llegará otro de gasolina, el xDrive30i (252 CV) y antes del verano de 2018 y con la misma alimentación el xDrive20i (184 CV) con tracción delantera.

Con un diseño más nítido, el X3 combina el diseño robusto de los coches todoterreno con un aspecto deportivo y sus proporciones típicas, con voladizos muy pequeños adelante y atrás, acentúan el perfecto reparto del peso sobre los ejes de 50:50. La parrilla ovoide doble tridimensional y las luces antiniebla, por primera vez de forma hexagonal en un modelo X de la marca, subrayan las considerables cualidades dinámicas del vehículo. Mientras que la zaga tiene un aspecto que emana potencia, debido también a los pilotos posteriores, íntegramente de tecnología LED y de forma tridimensional, así como por el alerón posterior que sobresale del techo y por las colas de escape dobles.

El estilo puede adaptarse a las preferencias personales del cliente con las variantes xLine, M Sport y con el nuevo acabado Luxury, acabado de incluir en la nueva gama. Además de las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas de serie (antes de 17 pulgadas) puede optarse ahora por combinaciones de llantas y neumáticos de hasta 21 pulgadas. Las tres variantes del modelo también crean un ambiente propio en el habitáculo.

El interior, de materiales de máxima calidad y de acabados impecables, es más noble y lujoso que el habitáculo del modelo antecesor. El nivel de confort puede acrecentarse mediante numerosos equipos opcionales nuevos, entre ellos, el climatizador de tres zonas (de serie), el kit Ambient Air, el sistema de ventilación activa de los asientos, la función de carga del respaldo del asiento posterior, plegable en relación de 40:20:40, así como el techo panorámico de cristal, que logra que el habitáculo esté mejor ventilado y tenga un aspecto de mayor calidad. Otra novedad es la llave opcional con pantalla, con la que no solamente es posible abrir y cerrar el coche por radiofrecuencia, sino también recibir diversas informaciones sobre el estado del coche y, además, también sirve para controlar, por ejemplo, la ventilación.

También y adoptando numerosas medidas con la finalidad de mejorar el chasis, los ingenieros lograron mejorar perceptiblemente el dinamismo del coche, su capacidad de mantener su trayectoria en línea recta y las sensaciones que tiene el conductor al volante. Ello significa que el nuevo modelo es más deportivo que el anterior, aunque sin por ello menguar el nivel de confort dinámico. Las opciones disponibles de chasis son: la suspensión deportiva M, el control dinámico de la amortiguación, los frenos deportivos M y la dirección variable deportiva.

También, la estrategia de desarrollo consecuente de EfficientDynamics incluye, en el caso del nuevo X3, motores de consumo optimizado y, además, numerosas soluciones de uso inteligente de materiales ligeros. Gracias a la mayor cantidad de componentes de aluminio en los motores y en el chasis, fue posible reducir el peso de los grupos correspondientes, lo que redunda en una disminución del peso de hasta 55 kilogramos (hecha la corrección considerando los equipos montados en cada modelo) en comparación con los modelos respectivos anteriores. Adicionalmente, con un valor cx de 0,29, el nuevo X3 tiene el mejor coeficiente aerodinámico del segmento.

Por otro lado, el modelo ofrece múltiples posibilidades para la conducción (parcialmente) automatizada mediante opciones como la última generación de Control de Crucero Activo y con el kit de seguridad Driving Assistant Plus, que incluye el asistente de maniobras de aparcamiento, el asistente de mantenimiento de carril y, previsiblemente a partir de diciembre de 2017, el asistente de cambio de carril y el asistente de mantenimiento de carril con protección contra colisiones laterales. Con esta gran variedad de sistemas de asistencia, el nuevo X3 logra establecer listones de referencia entre los coches que compiten directamente con él en el mercado.

El Connected Drive se basa, por un lado, en los sistemas de asistencia de Co-Pilot y, por el otro, en diversos servicios y en varias aplicaciones. En su conjunto, conforman Connected, el nuevo concepto digital integrado del nuevo modelo para la movilidad individual. Recurriendo a una versátil plataforma, el Open Mobility Cloud, a diversos puntos de contacto (touchpoints), tales como teléfonos móviles inteligentes y relojes inteligentes, logra integrar al coche en el mundo digital del usuario. De esta manera es posible transmitir al coche, por ejemplo, informaciones de relevancia para la movilidad, como pueden ser direcciones o anotaciones que constan en el calendario del smartphone. Estos datos se transforman automáticamente en destinos de navegación y se calculan los tiempos óptimos para iniciar el viaje.

También diversas funciones del sistema de navegación, de información y entretenimiento del X3 pueden controlarse opcionalmente de manera intuitiva simplemente con gestos de la mano o de un dedo. En el caso del asistente de detección de voz, también opcional, basta expresar frases comunes y corrientes para controlar diversos sistemas. Las informaciones de mayor relevancia para la conducción pueden proyectarse en el Head-UpDisplay, justo en el campo visual del conductor. Y según el fabricante, el Head-Up-Display no tiene parangón en el segmento por la calidad de la representación gráfica, por su resolución y, además, por los contenidos que puede mostrar.

Florentino García

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies