G.P. de Canadá. Hamilton o “Il dolce far niente”

El piloto inglés, Lewis Hamilton, ganó la partida al resto de participantes ya desde la misma  arrancada, por meritos propios y demerito del que se postulaba como máximo rival, Sebastián Vettel, en el, no nos cansaremos de repetirlo, absurdo circuito de la isla de Notre Dame.

En su afán de defender su puesto en la primera frenada, se ocupó mas de taponar que de ganarle la posición a Hamilton, lo que aprovecho el joven Verstappen que llegaba desde la trechera fila para hacer un interior al alemán y de paso llevarse parte de su ala delantera.

Es decir, carrera decidida en la primera curva, ya que tuvo que parar a cambiar el morro del Ferrari, y tuvo  70 vueltas por delante para “fumarse un puro” con el sosiego de una apacible tarde de domingo en la que nadie te persigue.

En cualquier caso, sin nadie acosándole y sin necesidad alguna de correr y castigar los frenos, se permitió hacer varias vueltas rápidas para no perder la concentración circulando entre los muros de circuito.

No hay pelea, no hay carrera, solo aburrimiento salpicado por incidentes dispersos. Uno muy perjudicial para el madrileño que hace todo lo que puede y más con el Toro Rosso. Forcejeo con Romain Grosjean en la curva 2 y como si se tratase de principiantes queriendo meter el codo, conociendo a Grosjean esto es siempre muy peligroso, el francés tocó la rueda trasera de Sainz que se fue contra el muro y de rebote se llevó por delante al Williams de Felipe Massa.

Verstappen, autor de la mejor salida y el único con ganas de verse las caras con los pilotos de Mercedes, se retiró en la vuelta 11 por avería y dejó vía libre para que Valtteri Bottas pasara la tarde dedicándose al dolce far niente al igual que su compañero de equipo.

Con Sainz fuera, el otro español, Fernando Alonso, que ya ha reconocido que su circuito de karting, el mejor del mundo como solo él denomina a su refrito de curvas, y ha recibido infinitas  criticas de pilotos nacionales y ahora también de otros internacionales, como Ralf Schumacher, que declaraba este fin de semana desde Asturias que el circuito de ponía en peligro la salud de los pilotos. Pues eso, que su pista es solo comparable al motor que empuja su monoplaza que se rompió de nuevamente.

Otro “Cero” para y para Alonso que al romperse el motor dudo si tirarse al Rio San Lorenzo que bordea el circuito o a los espectadores. Afortunadamente optó por lo segundo.

La próxima cita en Azebaiyán los próximos días 24 y 25 de junio, en el circuito de Bakú, perdón hemos dicho circuito pero queríamos decir las calles de ese pueblo por las que se hace una carrera de Fórmula 1, con el consentimiento de los pilotos.

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies